UE no entiende veto de UEFA a colores del arcoíris en Múnich

·3  min de lectura
El estadio de Múnich iluminado con los colores del arcoíris por el Día de la Calle Christopher, el sábado 9 de julio de 2016. (Tobias Hase/dpa vía AP)

BRUSELAS (AP) — Un alto funcionario de la Unión Europea afirmó que no encuentra “ninguna excusa razonable" para que la UEFA prohibiera a la ciudad de Múnich el despliegue de los colores LGBT durante el partido entre Alemania y Hungría en el Campeonato Europeo.

La UEFA manifestó que entiende la intención de la ciudad alemana de querer enviar un mensaje para promover la diversidad y la inclusión, pero subrayó que “es una organización política y religiosamente neutral” al justificar su rechazo al pedido de iluminar el estadio con los colores del arcoíris en apoyo a los derechos de la comunidad LGBT.

“La verdad que sí, me resulta difícil de entender por qué la UEFA está en contra de esta iniciativa del ayuntamiento de Múnich", dijo Margaritis Schinas, el vicepresidente de la Comisión Europea durante una rueda previo al partido el miércoles. “Francamente, no encuentro una excusa razonable para ello”.

Schinas señaló que lo que le sorprende más es que es el ente rector del fútbol europeo ha respaldado en el pasado diversas campañas a favor de la inclusión y contra el racismo.

“Han apoyado todas las buenas causas. Y súbitamente se enredan por esto", dijo.

La UEFA, quien tiene la última palabra por ser el organizador del torneo, indicó que debió rechazar el pedido de Múnich por su contexto político — “un mensaje dirigido a una decisión tomada por el parlamento nacional húngaro”.

“Hoy, la UEFA está orgullosa de llevar los colores del arcoíris”, dijo el ente en un comunicado el miércoles.

“Es un símbolo que promueve todo aquello en lo que creemos: una sociedad más justa e igualitaria, tolerante con todo el mundo, independientemente de su origen, creencia, género u orientación sexual”, dijo la UEFA.

El ente insistió que la decisión de rechazar la petición ha sido malinterpretada por gente que lo percibe como una declaración política.

“Por el contrario, la petición en sí era política, vinculada a la presencia de la selección húngara de fútbol en el estadio para el partido de esta noche contra Alemania”, dijo. “Para la UEFA, el arcoíris no es un símbolo político, sino un signo de nuestro firme compromiso con una sociedad más diversa e inclusiva”.

La pedido del alcalde de Múnich a la UEFA puso hincapié en que la ciudad quería protestar en contra de una ley aprobada la semana pasada por el parlamento húngaro y que prohíbe compartir con menores cualquier contenido que aborde la homosexualidad o la reasignación de sexo. Grupos de derechos humanos denunciaron que la legislación es discriminatoria para la comunidad LGBT, advirtiendo que trata de vincular la homosexualidad con la pedofilia.

En una declaración el miércoles, la presidenta de la Comisión Europa prometió todas las medidas necesarios para frenar la nueva ley, la cual debe recibir el visto bueno del presidente de Hungría para que entre en vigencia

“Esta ley húngara es una vergüenza", dijo Ursula von der Leyen.

La UEFA dijo que cree que “la discriminación sólo puede combatirse en estrecha colaboración con los demás” y propuso que Múnich ilumine el estadio con los colores del arcoíris el 28 de junio por ser el Día de la Calle Christopher, una jornada en la que se celebran los derechos LGBT, o entre entre el 3 y 9 de junio por ser la semana del Día de la Calle Christopher en Múnich.

Varios otros estadios en Alemania que no tienen que ver con la Euro 2020 anunciaron que iluminarán sus estructuras con los colores del arcoíris.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.