UE convence a EEUU de que facilite exportación insumos para CureVac: fuentes

·5  min de lectura
Imagen de archivo. El profesor Gottfried Kremsner inyecta una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) de la empresa alemana de biotecnología CureVac a un voluntario al inicio de una serie de pruebas clínicas, Tubinga

Por Francesco Guarascio y Ludwig Burger

BRUSELAS, 21 mayo (Reuters) - Bruselas ha convencido a Washington para que suavice las restricciones a las exportaciones de los materiales que necesita la empresa biotecnológica alemana CureVac para fabricar su vacuna experimental de COVID-19, según han declarado tres personas familiarizadas con el asunto.

Según fuentes de la UE, la decisión permitirá a CureVac producir vacunas hasta agosto y forma parte de las presiones de Bruselas durante los últimos meses para conseguir que la Casa Blanca abandone o relaje algunas de sus restricciones a la exportación, tras la elección del presidente estadounidense Joe Biden

Sin embargo, los suministros para después de agosto siguen siendo inciertos.

La Ley de Producción de Defensa (DPA) de Estados Unidos, norma de décadas de antigüedad, otorga a las agencias federales el poder de priorizar los pedidos de compra relacionados con la defensa nacional y con las crisis no militares.

La legislación se ha aplicado durante la pandemia para que el Gobierno de Estados Unidos sea el primero en comprar vacunas y tratamientos fabricados en Estados Unidos y controlar los componentes que se utilizan.

CureVac depende de filtros y bolsas de biorreactores importados de Estados Unidos para fabricar sus vacunas.

La empresa alemana y otros fabricantes de vacunas, como el Serum Institute de India, el mayor productor mundial de vacunas por volumen, han criticado la ley estadounidense por dificultar el suministro de equipos críticos para sus vacunas.

Los fabricantes de medicamentos están esforzándose por aumentar la producción de vacunas y crece la preocupación de que la escasez de suministros en los países pobres ralentice la lucha contra la pandemia, que ha matado a más de 3,5 millones de personas.

La biotecnológica alemana confirmó que había recibido ayuda estatal, pero declinó dar detalles de lo acordado.

"CureVac agradece que con la ayuda de los dirigentes de la UE y de Estados Unidos se hayan podido resolver algunas cuestiones críticas", dijo la empresa en un comunicado enviado a Reuters.

Añadió que la presión general sobre la cadena de suministro de vacunas de ARNm, de la que depende, sigue siendo intensa. Las vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna utilizan tecnología de ARNm.

La UE es uno de los principales productores de vacunas de COVID-19. Desde diciembre se han exportado a decenas de países más de 200 millones de vacunas fabricadas en el bloque, aproximadamente la mitad del total producido en el continente. Sin embargo, las fábricas de la UE dependen de sustancias y equipos fabricados en Estados Unidos.

CUELLOS DE BOTELLA URGENTES

El acuerdo para CureVac fue resultado de reuniones periódicas entre un grupo de trabajo de COVID-19 de la Casa Blanca, dirigido por el asesor de Biden Jeffrey Zients y un equipo de expertos de la UE presidido por el comisario de Industria de la UE, Thierry Breton, con el objetivo de aliviar los cuellos de botella urgentes en la producción de vacunas, según dijeron dos fuentes de la UE cercanas a las discusiones.

Las reuniones abordaron los cuellos de botella de CureVac, dijo una de las fuentes a Reuters, mientras que una segunda fuente afirmó que el esfuerzo ha "asegurado que los suministros de Estados Unidos sigan fluyendo", permitiendo a CureVac aumentar la producción de vacunas hasta agosto. Estas fuentes no quisieron ser identificadas.

CureVac está fabricando vacunas "bajo riesgo", ya que aún no ha conseguido la aprobación en la UE de su vacuna experimental COVID-19. Si se autoriza, la vacuna se distribuiría en todo el bloque de 27 países en virtud de un acuerdo para suministrar al menos 225 millones de dosis.

"Desde su creación en febrero, el grupo de trabajo ha estado en contacto con CureVac y sus proveedores, así como con nuestros homólogos estadounidenses, para resolver los cuellos de botella", declaró una portavoz de la Comisión Europea, pero no quiso hacer más comentarios.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios.

Un responsable estadounidense dijo que, según el acuerdo con la UE, Washington está dando prioridad a las solicitudes de los fabricantes de la UE con vacunas aprobadas, pero CureVac, que todavía tiene que obtener la autorización de la UE, tendría prioridad sobre las empresas con candidatos a vacunas en fase inicial.

La fuente añadió que se han establecido líneas de comunicación para atender las necesidades de CureVac, aunque no se han dado garantías de entrega.

ÉXITO PARCIAL

El caso de CureVac llega en un momento en el que se debate el impacto de las barreras comerciales y las patentes en la producción de vacunas.

A principios de mayo, el Gobierno de Biden se unió a India, Sudáfrica y muchos otros países en desarrollo al pedir una exención temporal de las patentes, con la esperanza de que ello impulse la producción.

Algunas naciones de la UE y otros países fabricantes de vacunas se han opuesto a ello y han instado, en cambio, a que se eliminen las barreras comerciales de Estados Unidos, que consideran el principal cuello de botella que impide el aumento de la producción mundial de vacunas.

Sin embargo, las conversaciones entre la UE y Estados Unidos no han logrado hasta ahora convencer a Washington de que ponga fin al uso de la DPA para los productos de vacunación, según dijeron fuentes de la UE. Tampoco han logrado convencer a Estados Unidos de que exporte vacunas terminadas a la UE.

Merck KGaA, uno de los mayores proveedores del mundo de equipos y materiales de laboratorio, dijo este mes que el DPA suponía un reto en medio de la creciente demanda mundial.

Está invirtiendo en centros estadounidenses y franceses que fabrican equipos para la producción de vacunas, pero la capacidad añadida en Francia no entrará en funcionamiento antes de finales de año.

(Información de Francesco Guarascio @fraguarascio y Ludwig Burger en Fráncfort; información adicional de Jeff Mason en Washington; edición de Josephine Mason y Susan Fenton, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.