La UE no encuentra consenso para los test rápidos de coronavirus, según documento

Por Francesco Guarascio
·4  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un farmacético de la ciudad de Roubaix realizando una prueba rápida de antígenos para la COVID-19 en Francia, el 28 de octubre de 2020
FOTO DE ARCHIVO: Un farmacético de la ciudad de Roubaix realizando una prueba rápida de antígenos para la COVID-19 en Francia, el 28 de octubre de 2020

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS, 17 nov (Reuters) - Muchos gobiernos de la UE se oponen a una normativa común sobre el uso de pruebas rápidas de COVID-19, según reveló un documento interno visto por Reuters que supone un nuevo golpe a unas compañías aéreas que apuestan por este tipo de tests para resucitar el sector de los viajes.

Las aerolíneas están presionando a los gobiernos por alternativas a las restricciones de movimiento en medio de la segunda ola de la pandemia que actualmente está barriendo Europa, con compañías de bandera como Lufthansa y Alitalia liderando el uso de pruebas rápidas de antígenos.

Sin embargo, numerosos gobiernos de la UE no están listos para procedimientos comunes sobre unas pruebas que facilitaría los viajes a través de Europa, según el documento preparado por el gobierno alemán, que actualmente ocupa la presidencia de turno de la UE.

"Un gran número de Estados miembros dejaron claro que las discusiones sobre los estándares y criterios mínimos comunes eran prematuras", reza el documento, fechado el 12 de noviembre.

El documento estará sobre la mesa cuando los líderes de la UE discutan la coordinación en la lucha contra la pandemia en una videoconferencia el jueves.

Los test rápidos de antígenos no son tan precisos como las pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa), pero pueden dar resultados en unos pocos minutos, en lugar de varios días.

Las aerolíneas europeas los están utilizando en los pasajeros antes de la salida de los vuelos, permitiendo viajar sólo a aquellos pasajeros que den negativo. Pero estas pruebas se limitan en gran medida a los vuelos nacionales, en parte debido a la reticencia de los países europeos a aplicar normas coherentes.

Algunos gobiernos buscan más evidencia científica sobre los tests rápidos, recoge el documento alemán. Muchos dicen que las pruebas son un asunto nacional para el que no hay necesidad de un enfoque común, indica el papel sin mencionar ningún país.

La Comisión Europea emitirá el miércoles una recomendación sobre cómo utilizar las pruebas rápidas, pero sin carácter vinculante.

El brazo ejecutivo de la UE también tenía previsto presentar consejos sobre cuarentena y auto-aislamiento para quienes entren en contacto con personas que den positivo en las pruebas de COVID-19, pero ahora ha decidido retrasar la propuesta no vinculante debido a la diversidad de recomendaciones científicas, dijo un alto cargo de la UE.

Un portavoz de la Comisión no estaba disponible de forma inmediata para hacer comentarios.

"UN DESASTRE"

Esto supone un nuevo golpe para el sector, ya que unas normas comunes de cuarentena eliminarían otro obstáculo importante para los viajeros, que ahora tienen que cumplir requisitos diferentes cuando cruzan una frontera nacional de la UE.

"Los enfoques de los estados miembros sobre las obligaciones de cuarentena en relación con los viajes difieren considerablemente", dice el documento alemán.

En una videoconferencia celebrada a finales de octubre, los líderes de la UE se comprometieron a colaborar más en las pruebas y el rastreo de casos, así como a evitar las divisiones que persiguieron al bloque de 27 países al principio de la pandemia la pasada primavera, cuando muchos países cerraron sus fronteras, lo que propició escasez de medicamentos y bloqueos alimentarios.

Pero inmediatamente después de esta cumbre virtual, los expertos nacionales mostraron en reuniones técnicas que seguían arrastrando los pies.

"Es un desastre", dijo un segundo funcionario de la UE, quien añadió que los diplomáticos y expertos mostraron pocas ganas de una mayor cooperación.

En cuanto al rastreo, esencial para monitorizar la propagación de la enfermedad, la Comisión Europea ha creado una plataforma que permitiría a las aplicaciones nacionales funcionar más allá de las fronteras de la UE, de modo que se pueda seguir rastreando a las personas cuando están en el extranjero.

Pero hasta el momento sólo seis aplicaciones nacionales se han unido a esta plataforma común, según el documento, que no obstante añade que otras 19 están programadas para unirse a finales de mes.

Un formulario digital común para localizar a los pasajeros todavía es una tarea en curso. Actualmente los estados utilizan estos formularios para diferentes propósitos, algunos de ellos sólo en papel.

El documento dice que el objetivo es tener un sistema para todos los tipos de transporte en abril.

(Información de Francesco Guarascio @fraguarascio en Bruselas; información adicional de Emilio Parodi en Milán; traducido por Jose Elías Rodríguez)