La UE confía en un rápido acuerdo nuclear con Irán

·3  min de lectura

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, expresó este miércoles su confianza en que el nuevo acuerdo nuclear con Irán se cierre "en los próximos días", tras recibir las respuestas de Teherán y de Washington.

"Confío en que en los próximos días no perdamos este impulso y podamos cerrar un acuerdo", dijo Borrell tras una cita informal de ministros de Exteriores de la UE en Praga.

"Está claro que hay un terreno común, que tenemos un acuerdo que toma en consideración, me parece, las preocupaciones de todos", indicó.

En Washington, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo que Estados Unidos es "prudentemente optimista" en cuanto al desenlace de las negocaciones.

"Creemos que ahora estamos más cerca que en las útimas semanas y los últimos meses, sobre todo por la voluntad de Irán de retirar algunas de sus demandas, que no tenían nada que ver con el acuerdo", explicó Kirby.

La UE presentó el 8 de agosto un borrador final para restaurar el acuerdo internacional de 2015 entre Irán y las grandes potencias mundiales.

Estados Unidos se retiró del mismo en 2018 durante el gobierno de Donald Trump, quien además impuso una serie de sanciones económicas a Teherán.

Tras la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden, el gobierno estadounidense declaró como objetivo restaurar este acuerdo, apostando por él como la mejor forma de limitar el programa nuclear iraní y evitar que tenga una dimensión militar.

La reactivación del acuerdo devolvería a los mercados internacionales más de un millón de barriles de petróleo iraní, en un momento especialmente tenso por la escalada de los precios de la energía.

Irán respondió a la propuesta de la UE con una serie de propuestas de enmiendas, a las que Estados Unidos replicó a su vez, sin divulgar los detalles.

- Israel presiona para tumbar el acuerdo -

Entre tanto, la presión creció del lado de Israel (oficiosamente una potencia nuclear), que acusa a los iraníes de querer dotarse de la bomba atómica, pese a sus repetidos desmentidos.

Israel no ha dejado de trabajar para intentar tumbar la reactivación del acuerdo con Irán y es sospechoso de estar detrás de una campaña de sabotajes y asesinatos de científicos iraníes en los últimos años.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, habló por teléfono este miércoles con el presidente norteamericano, Joe Biden, "sobre las negociaciones acerca de un acuerdo nuclear y los esfuerzos para impedir el avance de Irán hacia el arma nuclear", indicó en un comunicado la oficina del jefe del gobierno hebreo.

La Casa Blanca no comentó de momento esa llamada. El comunicado israelí indicó que Biden "enfatizó su profundo compromiso con la seguridad del Estado de Israel".

Uno de los puntos más delicados de la negociación ha sido la insistencia de Irán de que la agencia nuclear de la ONU, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), abandone su investigación sobre tres instalaciones no declaradas y sospechosas de albergar actividad sensible.

"En el texto queremos reforzar la idea de que el OIEA se concentre en su tarea técnica y se aleje de su rol político", dijo el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdollahian, en una visita a Moscú.

frj-dt/pvh/an-avl/js