La UE, en busca de una posición común ante la afluencia de desertores de Rusia

·1  min de lectura

Los hombres en edad de combatir abandonan Rusia en masa desde que Vladimir Putin anunció la movilización parcial. Muchos vuelan, por ejemplo, a Serbia, Armenia o Georgia, pero otros muchos se precipitan hacia las fronteras de la Unión Europea, que no ha adoptado una posición común.

Con nuestro corresponsal en Bruselas, Pierre Benazet, y nuestro corresponsal en Berlín, Pascal Thibaut.

Según la Comisión Europea, la Unión Europea se solidariza "en principio" con los rusos que tienen el valor de mostrar su oposición a lo que hace el régimen de Vladimir Putin. Defiende una posición común de todos los Estados de la UE sobre la afluencia de rusos en las fronteras y también subraya que, si alguien solicita asilo, el derecho internacional obliga a examinar su petición.

Pero esta posición común debe "tener en cuenta las cuestiones de seguridad", lo que implica el control de las llegadas, por ejemplo. La mención a la seguridad no es un detalle, ya que esta solidaridad en principio puede no ser más que un deseo piadoso.

Los países fronterizos de Rusia se muestran reticentes

A los europeos les va a costar ponerse de acuerdo, ya que los países fronterizos con Rusia son reacios a recibir con los brazos abiertos la afluencia de posibles desertores. El ministro de Asuntos Exteriores letón aduce considerables riesgos de seguridad y se niega de antemano a considerarlos objetores de conciencia, ya que muchos de ellos no han protestado contra el asesinato de ucranianos por parte de Rusia. Pueden irse, concluye, a un país no europeo.

Alemania ofrece el asilo político


Leer más sobre RFI