La UE busca una asociación "mutuamente beneficiosa" en la migración con países terceros

Agencia EFE
·4  min de lectura

Bruselas, 14 mar (EFE).- Los ministros de Exteriores e Interior de la Unión Europea (UE) se reúnen este lunes por videoconferencia para avanzar en cómo establecer asociaciones "mutuamente beneficiosas" en materia migratoria con terceros países y cómo mejorar la cooperación y la coordinación entre los Veintisiete.

"Es fundamental establecer asociaciones completas y a medida con terceros países, que sean beneficiosas para ambas partes", se lee en el documento de trabajo de esta reunión, al que tuvo acceso Efe.

Para "maximizar su impacto, la UE y sus Estados miembros deben colaborar de forma más estrecha y constructiva con los terceros países", continúa el documento recibido por los participantes de la primera reunión sobre migración en este formato en la UE.

En el texto se pone también el acento en la necesidad de alcanzar un "mayor compromiso" en garantizar "la plena coordinación y una acción y mensajes coherentes hacia los países socios".

"Nuestra intención es mantener un debate político sobre la dimensión exterior de la política migratoria de la UE", escriben en la carta de invitación al encuentro -que acompaña al documento de trabajo- el alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro Interior de Portugal, Eduardo Cabrita, cuyo país ostenta la presidencia semestral del club comunitario.

UN ENFOQUE COMPLETO

Y es que "cuando trabajas con terceros países, necesitas un enfoque completo, cubrir distintas áreas, no solo migración", decía la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, al término de la videoconferencia de ministros del ramo el viernes pasado en la que se debatió la dimensión externa de la política migratoria europea.

En concreto, los ministros estudiaron cómo mejorar la cooperación con terceros países para acelerar los retornos y las readmisiones de los migrantes que no tienen derecho a pedir asilo en la UE, ya que según un informe de Bruselas solo uno de cada tres migrantes en situación irregular pudo ser devuelto a su país de procedencia en 2019.

El retorno y la readmisión son elementos de la política migratoria que pueden ser "políticamente delicados", por lo que deben quedar integrados en cada acuerdo global que la UE alcance con países de origen, sugiere el texto.

Para fomentar la cooperación "efectiva" en esa materia, Bruselas presentará "en breve" una estrategia de retorno voluntario y reintegración de migrantes.

Además, baraja establecer medidas de visados más restrictivas o favorables en función de las relaciones de la Unión con los países en cuestión, así como abrir vías legales de migración con "asociaciones de talento", por ejemplo.

CASO POR CASO

"A la hora de comprometerse con terceros socios clave, es necesario estudiar detenidamente caso por caso qué combinación de herramientas y políticas sirve mejor a los intereses generales de la UE y promueve asociaciones migratorias mutuamente beneficiosas", precisa el documento de trabajo.

Abordar la migración como parte de una relación global permite un diálogo "más amplio y adaptado" con los países de origen y tránsito de la migración, para movilizar políticas y herramientas pertinentes por parte de la UE.

Se puede impulsar, por ejemplo, "la cooperación al desarrollo, la seguridad, los visados, la educación, la movilidad o el comercio con el fin de mejorar la cooperación en materia de migración y fomentar una relación equilibrada".

Y es que, subraya el documento, para los países de origen, tránsito y destino, una migración bien gestionada puede aportar beneficios a sus economías, el desarrollo sostenible, la educación, la estabilidad y la seguridad.

Se trata del nuevo enfoque por el que ya transitan algunos países europeos y que se incorpora en el Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo, presentado en septiembre pasado y que no gustó, por diferentes razones, a los países en primera línea de llegada de migrantes, como España, ni a los reacios a cuotas e integración.

La propuesta de pacto descarta cuotas obligatorias de refugiados y permite optar entre su acogida, el apoyo logístico a los países donde llegan los flujos o participar en "devoluciones patrocinadas".

Para "enriquecer" el debate de este lunes, Borrell y Cabrita pidieron a los participantes que presenten "ejemplos concretos" de buena cooperación en materia de migración.

España contribuirá con un enfoque global en el Magreb, Sahel y países de África Occidental, mientras que la presidencia portuguesa presentará una propuesta de cooperación con los países del Norte de África en materia de justicia e interior.

(c) Agencia EFE