La UE alcanza un acuerdo provisional para fijar un salario mínimo

·1  min de lectura

Tras largas negociaciones entre la Comisión Europea, el Parlamento y los 27 gobiernos, las instituciones europeas llegaron a un acuerdo el 6 de junio por la noche sobre la introducción de un salario mínimo europeo.

Con nuestros corresponsales en Bruselas, Esther Herrera y Pierre Benazet.

Tras casi dos años desde que se propuso, las instituciones europeas han aprobado una serie de criterios para garantizar que en todos los países exista un salario mínimo. La Comisión hizo su primera propuesta en octubre de 2020, mientras que durante años el salario mínimo se había considerado responsabilidad exclusiva de cada país de la Unión Europea.

La UE debería ahora ser capaz de superar el tema de la competencia salarial, que lleva a los trabajadores del este y del centro del continente a buscar trabajo en el oeste en condiciones apenas mejores que en sus países de origen.

Un marco de referencia

Más que un salario mínimo real con un umbral común para los 27 Estados miembros, es sobre todo un marco para fijar salarios adecuados de acuerdo con los interlocutores sociales.

Se tendrán en cuenta cuestiones como la renta o el nivel de vida en el país para asegurar que todos los trabajadores tengan un mínimo de protección. También se favorecerá la negociación colectiva, que se considera clave para garantizar que los trabajadores se beneficien de salarios adecuados.

“Esta es la mejor versión de Europa, la que protege a los ciudadanos más vulnerables y que lucha contra la pobreza laboral”, ha asegurado el eurodiputado Dennis Ratke, uno de los negociadores del Parlamento Europeo.

Un impulso crucial


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.