Los ucranianos afirman haber avanzado en su contraofensiva en el sur

·2  min de lectura

Las fuerzas ucranianas afirmaron haber destruido un depósito de municiones y un puente flotante y haber recuperado varias localidades en su contraofensiva contra las fuerzas rusas en el sur del país.

"Un depósito de municiones enemigo fue destruido cerca de Tomina Balka", una localidad al oeste de la ciudad de Jersón, aseguró en Facebook el mando Sur del ejército ucraniano la madrugada del lunes.

Igualmente resultaron destruidos un puente flotante cerca del pueblo de Lvove y un centro de control del ejército ruso al sureste de Jersón.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, anunció por su lado la recuperación de "dos localidades en el sur" y de una tercera en el este, sin precisar sus nombres.

El jefe adjunto de la administración presidencial, Kirilo Timochenko, comentó que la bandera ucraniana fue izada en el pueblo de Visokopillia, en el norte de la región de Jersón, controlada en su casi totalidad por los rusos.

La localidad había sido conquistada por las tropas rusas a mitad de marzo, y se encontraba cerca de la línea de frente desde finales de junio, según medios locales.

"La contraofensiva ucraniana está haciendo avances verificables en el sur y el este", estimó el domingo el centro de análisis Instituto para el Estudio de la Guerra (Institute for the study of war, ISW) con sede en Estados Unidos.

"Las fuerzas ucranianas están avanzando a lo largo de varios ejes en el oeste de la región de Jersón, y se aseguraron un territorio del otro lado del río Siversky Donets, en la región de Donetsk", añadió el ISW.

Según el mando sur del ejército ucraniano, el objetivo es perturbar los sistemas de gestión de tropas y de logística del invasor ruso, con ayuda de ataques aéreos y de la artillería.

Las fuerzas rusas invadieron Ucrania el 24 de febrero desde el este, el norte y el sur. Ante la incapacidad de tomar Kiev, se retiraron del norte de Ucrania para concentrarse en el este y el sur.

bur-ant/alf/avl/zm