Ucrania solicitó armas para combatir a Rusia y estas son las que el mundo le ha proporcionado

·3  min de lectura

El temor de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, decida invadir Ucrania, se ha cumplido. El pasado 24 de febrero, alrededor de las 05:00 horas tiempo local, el primer mandatario emprendió una operación militar especial con más de 100 misiles y destruyó parte de la infraestructura militar ucraniana. Con esta acción, Putin le declaró la guerra al segundo país más grande de Europa que no pertenece a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

De acuerdo con algunos especialistas, la invasión obedece a una estrategia geopolítica, ya que el inmenso territorio de Rusia está rodeado por países afines a EE.UU. y la Unión Europea que, además, son miembros de la OTAN. Tal es el caso de Ucrania, una nación que desde 1991 es independiente, pero que al plantear su inscripción a la Alianza Atlántica, con un gobierno occidental y, por si fuera poco, con salida al mar, desató la furia de Putin.

Según estimaciones, Ucrania tiene menos de 250.000 soldados y quiere agregar a 130.000 más a sus filas; mientras que Rusia tiene casi un millón de efectivos a su disposición, lo que pone en desventaja a su contrincante. Cabe mencionar que, desde hace varias décadas, Rusia ha desarrollado armas militares más sofisticadas y abundantes.

Debido a ello, al menos 30 países han enviado grandes cantidades de equipo militar a Ucrania; sin embargo, el armamento más pesado ha demorado en arribar al país, provocando que sus tropas no puedan hacerle frente al régimen de Putin.

Hasta el momento, Ucrania ha recibido o está por recibir 10 lanzacohetes múltiples desde EE.UU, Alemania y Reino Unido. Se trata de sistemas de lanzamiento Himars, los cuales tienen un rango de artillería de 70 kilómetros con una velocidad de 85 kilómetros por hora. Como parte de su defensa, Rusia utiliza lanzacohetes BM-30 Smerch, con el mismo rango y velocidad de artillería.

Asimismo, Australia, Canadá y EE.UU. han enviado más de 100 obuses M777 howitzer y 300.000 cartuchos de municiones de 155 milímetros a Ucrania, los cuales tienen un rango de artillería de 40 kilómetros.

Otras de las armas proporcionadas por países de Occidente fueron los antitanques ligeros de nueva generación Nlaw, los cuales tienen un rango de artillería de entre 20 y 800 metros; pesan 12,5 kilogramos y su tiempo de entrenamiento es menor a un día.

En lo que respecta al Pacto de Varsovia, entre Polonia, República Checa y Ucrania, este último ha recibido 230 tanques T-72M1, con un rango de tiro de cuatro kilómetros aproximadamente, así como una velocidad de 60 kilómetros por hora. Este armamento se pudo complementar con los tanques Challenger 2 suministrados por Reino Unido.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha revelado que el costo mensual de la defensa de su país oscila entre los 5.000 millones de dólares; del 27 de enero al 7 de junio, EE.UU. ha proporcionado 25.450 millones.

A cuatro meses y medio del ataque, los países que más dinero han donado a la causa ucraniana después de EE.UU. son Reino Unido, con 2.530 millones; Polonia, con 1.810 millones; Alemania, con 1.480 millones; Canadá, con 800 millones; Noruega, con 480 millones; República Checa, con 270 millones; y Grecia y Estonia, con 260 millones cada uno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.