Ucrania: restablecen la energía en la planta nuclear de Zaporizhia

·5  min de lectura
© Unión Europea/Copernicus Sentinel-2/Vía Reuters

Ucrania informó este viernes 26 de agosto que sus expertos restauraron un "suministro de energía estable" hacia la planta de energía nuclear de Zaporizhia. La preocupación ha sido latente luego de que el jueves fuera cortada la última línea eléctrica que quedaba en la instalación, en medio de bombardeos e incendios en sus inmediaciones de los que se acusan mutuamente las tropas rusas que ocupan y operan la planta desde el inicio de la invasión.

Por primera vez en su historia la planta nuclear de Zaporizhia, la más grande de Europa, fue desconectada, lo que generó el riesgo de un "desastre radiactivo", como lo describió el presidente Volodímir Zelenski.

Las autoridades ucranianas informaron este viernes 26 de agosto que sus expertos restauraron un "suministro de energía estable" hacia la planta de energía nuclear de Zaporizhia, luego de que el jueves los bombardeos e incendios en sus inmediaciones dañaran las líneas eléctricas y la desconectaran de la red de energía del país.

La instalación resultó afectada tras sufrir un apagón el jueves en medio de bombardeos y explosiones en sus inmediaciones, de los que se acusan mutuamente las fuerzas del país invadido y las tropas rusas, que ocupan la instalación desde el pasado marzo.

En las últimas horas, el gobernador regional Oleksandr Starukh informó el inicio de las operaciones y señaló algunos avances, al indicar que el sexto reactor de la planta se encuentra actualmente “al 10% de su capacidad. El quinto bloque está, según nuestra información, en proceso de restauración" de sus operaciones.

La planta fue desconectada dos veces el 25 de agosto cuando incendios que estallaron alrededor afectaron la última conexión de electricidad a los reactores de la central. Durante el apagón, la central nuclear recibió suministros de carga eléctrica de una línea de respaldo restante conectada a la instalación de energía convencional cercana, explicó Energoatom, la agencia de energía nuclear ucraniana.

Había tres de estas líneas de soporte antes de la guerra, pero dos fueron cortadas en medio del conflicto.

Los daños causados aumentaron los temores de una catástrofe en un país que aún sufre el desastre de Chernobyl en 1986.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski aseguró que el mundo estuvo a punto de presenciar una tragedia. "Rusia ha puesto a Ucrania y a todos los europeos en una situación a un paso de un desastre de radiación", sostuvo el mandatario.

¿Por qué el riesgo en Zaporizhia sigue latente?

La planta nuclear más grande de Europa depende de la electricidad para mantener fríos sus reactores. En caso de apagón, la instalación contaba con tres líneas de energía de respaldo, de las que solo quedó una en medio de la guerra y fue la que resultó afectada el jueves.

Si todas las conexiones externas fallan, la central nuclear depende de generadores alimentados con diésel para obtener energía. Si se averían, los ingenieros solo cuentan con 90 minutos para evitar un sobrecalentamiento peligroso.

Fueron los generadores con diésel de respaldo los que aseguraron el suministro de energía vital para los sistemas de refrigeración y seguridad en la planta, según aseguró el presidente Zelenski elogiando a los técnicos ucranianos que operan la instalación bajo la mirada del Ejército ruso.

Una operación que los expertos reanudaron horas después de haber sido cortada la energía a causa de los bombardeos.

Ahora, los ucranianos trabajan por restablecer por completo el funcionamiento de dos de los seis reactores de la instalación para que su funcionamiento no quede al límite.

Mientras continúen los bombardeos en la zona, la instalación nuclear seguirá en riesgo de un nuevo apagón.

La OIEA prevé visita a la planta de Zaporizhia la próxima semana

En medio de la preocupación, se espera que una misión del Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU (OIEA) visite la planta de Zaporizhia la próxima semana, informaron funcionarios ucranianos este viernes.

El equipo de expertos llegará en los “próximos días”, aseguró el ministro de Energía de Ucrania, German Galushchenko.

Previamente, el director del organismo de control nuclear de Naciones Unidas, Rafael Grossi, aseguró que una delegación está "muy cerca" de ir a la instalación.

Lana Zerkal, asesora del ministro de Energía ucraniano, aseguró a la prensa local que se están resolviendo problemas logísticos para que el equipo del OIEA se dirija a la central nuclear, en el sur de Ucrania, que ha sido ocupada por las fuerzas rusas y dirigida por trabajadores ucranianos desde los inicios de la guerra que lleva seis meses.

Zerkal acusó a Moscú de intentar sabotear la visita. Kiev afirma que el Kremlin esencialmente mantiene la planta como “rehén”, almacena armas y lanza ataques a su alrededor, mientras que Moscú acusa a las tropas locales de disparar de forma imprudente contra la instalación.

Belarús amenaza con envío de aviones para transportar armas nucleares

Aviones bielorrusos están listos para transportar armas nucleares, aseguró, Alexander Lukashenko, presidente del país en la frontera norte de Ucrania.

El mandatario aseguró que las aeronaves de combate SU-24 de su país han sido reacondicionados para transportar armamento nuclear.

Según la agencia de noticias estatal bielorrusa Belta, Lukashenko señaló que previamente acordó la medida con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

“Si ocurre alguna provocación seria contra Belarús (…) la respuesta será instantánea”, aseguró Lukashenko tras referirse a un supuesto desafío por parte de Occidente.

El territorio bielorruso no posee armas nucleares propias, pero es un aliado del Kremlin y ha permitido que su territorio sea utilizado para la invasión rusa de Ucrania.

Con Reuters, AP y medios locales