Ucrania pide educación en ucraniano para sus niños refugiados en Europa

·2  min de lectura

Ginebra, 30 ago (EFE).- Dos tercios de los cinco millones de refugiados ucranianos en Europa son niños, y muchos de ellos podrían perder su cultura al verse obligados a estudiar en el extranjero, alertó hoy ante la ONU el Gobierno de Ucrania, que pidió a los países de acogida educación para estos niños en su lengua materna.

Preservar su cultura de origen, su literatura y su idioma es de suma importancia, destacó al respecto la ministra ucraniana de Política Social, Oksana Zholnovych, en su comparecencia ante el Comité de la ONU para los Derechos del Niño, durante una sesión para analizar la situación de la infancia en Ucrania.

La ministra agregó que en el curso escolar que ahora comienza "sólo la mitad de las escuelas de Ucrania podrán abrir, ya que el resto no satisfacen los requisitos de seguridad", tras una invasión rusa en la que más de 2.000 centros educativos fueron dañados por bombardeos y otros ataques.

Zholnovych denunció que los niños han sido grandes víctimas de un conflicto en el que al menos 379 menores murieron y 735 resultaron heridos, mientras que la mayoría de los supervivientes tienen traumas psicológicos y muchos están lejos de sus familias, en especial de sus padres y hermanos mayores, movilizados por la guerra.

La destrucción o parcial inhabilitación de más de mil hospitales en el país debido al conflicto también ha afectado enormemente a estas jóvenes generaciones, y muchos de ellos -la ministra no facilitó una cifra concreta- han sido llevados por la fuerza a territorio ruso.

En el país vecino e invasor son "internados en instituciones, a veces adoptados, y se intenta destruir su identidad", como parte del intento ruso de "borrar la identidad nacional" ucraniana, aseguró la ministra en Ginebra.

"Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional y a Naciones Unidas para que intervengan y nos ayuden a proteger a nuestros hijos", afirmó Zholnovych, quien también habló de "actos espeluznantes de violencia física y sexual contra menores" perpetrados por los invasores rusos.

(c) Agencia EFE