Ucrania y Moldavia esperan el sí como candidatos a la UE, mientras los Balcanes se impacientan

·5  min de lectura

Una cumbre europea de dos días reúne a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para confirmar el estatus de candidatos a Moldavia y Ucrania para la adhesión del bloque tras la invasión rusa. Sin embargo, representantes de los Balcanes, que llevan años como candidatos, dejan claro que están perdiendo la paciencia ante el demorado proceso.

En Bruselas, una cumbre europea de los 27 miembros del bloque debe conceder a Ucrania y Moldavia el estatus de países candidatos a la adhesión de la Unión Europea (UE), un pedido hecho hace solo tres meses en medio de la invasión de Rusia a Ucrania. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, confía en que los líderes den luz verde a estos dos países para su entrada y calificó el hecho de "momento histórico".

"La perspectiva europea para Ucrania, Moldavia y Georgia (país al que no se le concederá el estatus de candidato pese a su solicitud), creo que va a ser afirmada hoy (jueves 23 de junio), y el estatus de candidato, lo creo también, confío en ello, podrá ser acordado para Ucrania y Moldavia", dijo Michel a su llegada a la cumbre.

“Hoy se va a tomar una decisión que va a comprometer el futuro de la UE, nuestra estabilidad, nuestra seguridad, nuestra prosperidad", subrayó Michel.

La agencia EFE tuvo acceso al borrador de conclusiones de la cumbre y en él dice que "El Consejo Europeo ha decidido conceder el estatus de país candidato a Ucrania y la República de Moldavia".

Se daría así el primer paso para la adhesión de estos dos países, pero el proceso puede ser reversible si no cumplen las reformas que les ha exigido la Comisión Europea: independencia judicial, lucha contra la corrupción y el crimen organizado o aplicar la ley que limita el poder de los oligarcas.

El Consejo Europeo publicará un nuevo informe en diciembre en el que señalará si los países candidatos están llevando a cabo las reformas.

Esta prisa al aceptar la candidatura de Ucrania y Moldavia contrasta con el lento proceso de adhesión de los países de los Balcanes Occidentales, que llevan más de una década esperando su ingreso a la UE.

El demorado proceso para los países de los Balcanes Occidentales

Mientras Ucrania y Moldavia ven con esperanza su acercamiento a la UE, los líderes de los Balcanes Occidentales muestran su frustración ante el demorado proceso de adhesión que ellos han vivido y advierten a Ucrania que no alimente “ilusiones” de un proceso rápido.

La razón de la pérdida de paciencia es que los Estados de los Balcanes Occidentales esperan desde hace más de una década la posibilidad de convertirse en miembros de la UE. Macedonia del Norte es formalmente candidato a la adhesión desde hace 17 años, Montenegro desde hace 12, Serbia 10 y Albania desde hace 7. El malestar de los líderes de estos países ya es evidente ante las interminables negociaciones.

Las declaraciones de algunos líderes a su llegada a la cumbre lo dejan entrever. El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, dijo ante los medios que no espera “nada” del encuentro ante la pregunta ¿qué espera de esta reunión? Por su parte, el primer ministro de Albania, Edi Rama, dio la bienvenida a Ucrania, pero les advirtió a los ucranianos que no se hagan demasiadas "ilusiones" sobre su candidatura a la adhesión.

El proceso se encuentra estancado ante el veto de Bulgaria a la adhesión de Albania y Macedonia del Norte, a raíz de la histórica disputa lingüística e identitaria, en la que Sofía, capital de Bulgaria, pide a Skopje, capital de Macedonia del Norte, que reconozca que tienen un pasado común.

Para el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, la actitud de Sofía "demuestra, una vez más, que la unanimidad es un problema para tomar decisiones" en la UE y pidió "reflexionar" sobre ello, ya que "no podemos seguir con un solo país bloqueando durante meses".

En opinión de Rama, el veto de Bulgaria es "una vergüenza", y lamentó que el resto de los países de la UE "permanecen sentados en demostración de impotencia".

Ante la frustración de estos líderes, Michel destacó que los Balcanes Occidentales son "una prioridad" para los líderes de la UE y que realmente tienen “la voluntad política de revitalizar” el proceso de ampliación con los Balcanes.

“Decepción” de Borrell por el bloqueo a los Balcanes

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, manifestó su "decepción" por el bloqueo en el que se encuentra el proceso de adhesión de los países de los Balcanes Occidentales.

"No estamos donde deberíamos estar con los Balcanes Occidentales. Hoy deberíamos lanzar las negociaciones con Albania y Macedonia del Norte y no puedo esconder mi decepción", dijo Borrell antes de comenzar la cumbre entre los líderes europeos y sus homólogos de Serbia, Kosovo, Albania, Macedonia del Norte, Bosnia y Herzegovina y Montenegro.

El canciller alemán, Olaf Scholz, también se pronunció en la misma línea y recordó que "desde hace casi veinte años los ciudadanos de los países de los Balcanes Occidentales esperan la oportunidad de ser miembros de la UE".

"Es de gran importancia que esto se convierta en una promesa creíble porque los muchos esfuerzos que se han hecho tienen que conducir en realidad a la adhesión. Y por eso Alemania se sentirá responsable para asegurar que estos países tengan una posibilidad de que la perspectiva europea se lleve a cabo con éxito", respondió Scholz.

Los jefes de Estado y de Gobierno celebran la cumbre con los líderes de los Balcanes Occidentales antes de la reunión que mantendrán para confirmar el estatus de países candidatos a Ucrania y Moldavia.

Con AFP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.