Ucrania encontró una nueva estrategia para debilitar a Rusia y recupera terreno

·3  min de lectura
Soldados ucranianos disparan contra posiciones rusas con un obús M777 suministrado por Estados Unidos en la región oriental de Donetsk (Archivo)
Soldados ucranianos disparan contra posiciones rusas con un obús M777 suministrado por Estados Unidos en la región oriental de Donetsk (Archivo)

KIEV.– Después de una larga serie de reveses, con las tropas enemigas haciéndose fuertes en el este y sudeste del país, las últimas señales parecen indicar un ligero cambio en la marea a favor de Ucrania en su lucha contra la invasión rusa comenzada en febrero pasado.

Una serie de explosiones sucedidas ayer cerca de bases militares rusas en lo profundo de las áreas dominadas por el Kremlin, e incluso tierra adentro en Rusia, parecen mostrar la creciente habilidad de Kiev para hacer estragos en la logística de Moscú bien lejos del frente.

Ya la semana pasada se produjeron enormes explosiones en una base aérea en la península de Crimea, anexionada a Rusia. Un funcionario occidental dijo que ese incidente había eliminado de un plumazo la mitad de la fuerza de aviación naval rusa en el Mar Negro.

Nubes de humo se observan desde una playa en Saki, en Crimea, tras un exitoso ataque aéreo ucraniano contra una base rusa (Archivo)
Nubes de humo se observan desde una playa en Saki, en Crimea, tras un exitoso ataque aéreo ucraniano contra una base rusa (Archivo)

Varias de las explosiones de ayer volvieron a hacer blanco en Crimea, cerca de una base aérea en Belbek, próxima a Sebastopol, sede de la Flota del Mar Negro. En el extremo opuesto de la península, el cielo también se iluminó en Kerch, cerca de un enorme puente hacia Rusia. Moscú dijo que era fuego de sus defensas aéreas, con lo cual reconoció una incursión ucraniana.

En el interior de Rusia, dos pueblos fueron evacuados tras las explosiones en un depósito de municiones en la provincia de Belgorod, cerca de la frontera ucraniana pero a más de 100 km del territorio controlado por las fuerzas de Kiev.

Rutas de abastecimiento

Más cerca del frente, Kiev también anunció ataques detrás de las líneas rusas en el sur de la provincia de Kherson, incluso en un puente de la represa de Kakhovska, una de las últimas rutas de abastecimiento ruso de miles de tropas en la orilla occidental del río Dnipro.

Un funcionario occidental indicó que las fuerzas ucranianas estaban logrando de forma constante “efectos cinéticos” en lo más profundo de las líneas rusas, ya que no solo causan daños físicos sino que tienen “un efecto psicológico significativo en el liderazgo ruso”.

Las enormes explosiones del 9 de agosto en la base aérea rusa de Saky, en la costa de Crimea, dejaron fuera de servicio a más de la mitad de los aviones de combate de la Flota del Mar Negro, dijo este funcionario, en uno de los ataques más costosos de la guerra.

Rusia negó que ningún avión resultara dañado y dijo que fue un accidente, aunque las imágenes satelitales mostraron al menos ocho aviones de guerra completamente calcinados y varios enormes cráteres. Por lo demás, Moscú destituyó al jefe de la Flota del Mar Negro.

Militares rusos montan un tanque en Armyansk, en el norte de Crimea. Tras varios ataques exitosos de Ucrania, la península dejó de ser un lugar seguro para los rusos (Archivo).
Militares rusos montan un tanque en Armyansk, en el norte de Crimea. Tras varios ataques exitosos de Ucrania, la península dejó de ser un lugar seguro para los rusos (Archivo).

Ucrania espera que su nueva capacidad para atacar objetivos rusos detrás de la línea del frente pueda cambiar el rumbo del conflicto, interrumpiendo las líneas de suministro de las tropas rusas.

Desde el mes pasado, Ucrania viene utilizando cohetes avanzados suministrados por Occidente para atacar detrás de las líneas rusas, con un éxito demostrado. En medio de estos impactos, el Pentágono anunció este viernes un nuevo tramo de ayuda militar por unos 775 millones de dólares, que incluye varios tipos de misiles, artillería y sistemas de limpieza de minas.

El paquete incluye más misiles para los sistemas de artillería de precisión Himars, los mismos que permitieron los recientes ataques de largo alcance, y más armas antiblindados, incluidos misiles TOW y sistemas Javelin. En los últimos días, Kiev estuvo advirtiendo a los rusos, para quienes Crimea se convirtió en un popular destino de vacaciones de verano, que ningún lugar de la península es seguro mientras esté ocupada.

Agencias Reuters, AFP y AP