Ucrania se ha convertido en un cementerio de misiles y bombas en cada calle

Son más de dos meses de guerra en Ucrania. Un periodo de tiempo extenso en el que las bombas y misiles han arrasado ciudades y pueblos, pero también ha habido muchos proyectiles que no han llegado a estallar y ahora se concentran en calles y avenidas.

Estas armas sin explotar suponen un enorme peligro, ya que pueden estallar en cualquier momento, especialmente si se mueven, causando una enorme tragedia. Lógicamente, dejarlas en el mismo sitio no es una opción.

Así, los expertos van retirándolas poco a poco, mientras que los residentes se han acostumbrado a convivir con ellas, en una rutina un tanto macabra que refleja perfectamente la situación actual de Ucrania.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.