Ucrania buscará una resolución en la ONU en apoyo de su plan de paz

Naciones Unidas, 12 ene (EFE).- El Gobierno de Ucrania tiene intención de impulsar en la Asamblea General de la ONU una resolución que respalde la Fórmula de Paz que defiende su presidente, Volodímir Zelenski, y que exige entre otras cosas la retirada de las tropas rusas, aunque la fórmula ya fue rechazada por Moscú.

Así lo adelantó este jueves la viceministra ucraniana de Asuntos Exteriores, Emine Dzhaparova, que aseguró que su Gobierno quiere llevar ese texto ante la Asamblea General en febrero, cuando se cumplirá un año desde el inicio de la invasión por parte de Rusia.

"La idea es consagrar la Fórmula de Paz, sus puntos y su visión y filosofía", dijo Dzhaparova a los periodistas durante una visita a la sede de la organización internacional.

Según apuntó, esta cuestión será la primera prioridad del año para Ucrania en la ONU, aunque también seguirá tratando de impulsar más adelante otra resolución para legitimar la creación de un tribunal especial que enjuicie un presunto delito de agresión de Rusia contra su país.

Esa iniciativa, respaldada por la Unión Europea, se ha encontrado con reticencias de algunos países, según fuentes diplomáticas, y parece que ahora se pospondrá, pues inicialmente se esperaba que se discutiera en profundidad este mes.

Ucrania y sus aliados han sacado adelante varias resoluciones con amplio apoyo en la Asamblea General de la ONU desde el inicio de la guerra para hacer frente al bloqueo en el Consejo de Seguridad, donde el derecho a veto de Rusia ha impedido todo acuerdo.

La Fórmula de Paz de Zelenski es un plan basado en diez puntos que incluye como condición para resolver el conflicto la retirada de las tropas rusas, que se persigan supuestos crímenes de guerra rusos y que se den garantías de seguridad para Ucrania.

La idea ya fue rechazada por el Kremlin y, preguntada por la posibilidad de negociaciones, Dzhaparova insistió en que su país no las aceptará mientras haya soldados rusos en su territorio.

(c) Agencia EFE