Ucrania bombardea base rusa cerca de planta nuclear de Zaporiyia

·4  min de lectura

Ucrania anunció el viernes que bombardeó posiciones militares rusas en la ciudad de Energodar, cerca de la central nuclear de Zaporiyia, coincidiendo con una visita de inspectores de la ONU a la planta para alejar el riesgo de un desastre.

En el frente económico, Rusia anunció la prolongación por tiempo indefinido del cierre de un gasoducto que aprovisiona a la Unión Europea (UE), aliada de Ucrania, debido a un problema en una turbina. Una medida susceptible de incrementar la ansiedad por una escasez del fluido en el próximo invierno boreal.

"Nuestras tropas han realizado ataques precisos en las ciudades de Jersón y Energodar, destruyendo tres sistemas de artillería enemigos, así como un arsenal de municiones", informó el ejército ucraniano.

En la central de Zaporiyia, tomada por los rusos desde marzo, una delegación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) prosiguió este viernes su misión, iniciada la víspera.

En las últimas semanas, el sector fue blanco de bombardeos que rusos y ucranianos se imputan mutuamente y que despertaron temores de un desastre nuclear.

El director general del OIEA, el argentino Rafael Grossi, declaró el jueves que "es evidente que (...) la integridad física de la planta fue violada en varias ocasiones".

"Carecemos de elementos de evaluación", pero "esto no puede volver a suceder", agregó.

Varios miembros de la misión, integrada inicialmente por 14 expertos, permanecerán "hasta el domingo o el lunes para proseguir la evaluación", dijo Grossi.

De regreso a Viena, sede del OIEA, Grossi anunció dos inspectores permanecerán en la planta hasta el final de la guerra. "La diferencia entre estar ahí y no estar ahí es como el día y la noche", dijo.

El diplomático también subrayó que uno de los principales "puntos de preocupación" son las condiciones de trabajo, ya que el personal ucraniano labora bajo control ruso. Sin embargo, "la planta sigue funcionando y hay un modus vivendi profesional", recalcó.

Ucrania acusa a Rusia de usar la planta como un depósito de municiones y de haber desplegado allí a cientos de soldados.

Pero este viernes afirmó que Rusia había evacuado antes de la llegada de los inspectores "todos sus equipos militares de la central".

- Rusia le corta el gas a Europa -

La estatal rusa Gazprom anunció que el gasoducto Nord Stream, vital para el aprovisionamiento de Europa, permanecerá con los grifos cerrados hasta una fecha indeterminada, por un problema de fuga de aceite en una turbina.

El ducto, que lleva el gas hasta Alemania, debía reabrir este fin de semana después de tres días de suspensión de entregas por "trabajos de mantenimiento".

El fabricante de turbinas Siemens Energy afirmó que una fuga de aceite no justificaba cerrar el gasoducto.

"Este tipo de fugas no suelen afectar el funcionamiento de una turbina y pueden sellarse in situ", dijo la firma en un comunicado.

Desde el inicio de la guerra, después de que los occidentales y sus aliados impusieran varias olas de sanciones contra la economía rusa, Moscú ha recortado significativamente sus entregas de gas a los países europeos.

El anuncio de esta suspensión corre el riesgo de acentuar lo temores de una escasez de gas en el próximo invierno europeo.

"La situación del mercado del gas es tensa, pero la seguridad del suministro está garantizada", afirmó una portavoz del ministerio alemán de Economía.

Alemania ya ha comprobado "la falta de fiabilidad de Rusia en las últimas semanas", añadió.

Las potencias económicas del G7 anunciaron que tratarán de imponer un tope al precio del petróleo ruso, que es fuente de importantes divisas para Moscú.

Una medida que, según Rusia, puede actuar como un bumerán, desestabilizando a los mercados y afectando a los consumidores.

- Combates -

Las tropas ucranianas prosiguieron su contraofensiva lanzada esta semana en la zona de Jersón (sur), conquistada por los rusos al inicio de la ofensiva.

La presidencia ucraniana indicó que se produjeron "duros combates" en dos áreas cercanas a la ciudad.

En la región de Donetsk (este), cuatro personas murieron y diez resultaron heridas en varios bombardeos y otra persona pereció en una localidad cerca de Járkov (noreste).

Pese al conflicto, el año escolar se inició en Ucrania el jueves, aunque en varias regiones las clases fueron en línea debido a los combates.

"Estoy feliz de volver a la escuela, pero estaría más feliz si no hubiera guerra porque extraño a mi profesora y a mis amigos", dijo a la AFP Antonina Sidorenko, de 9 años, tras comenzar sus clases en línea, con tiroteos a lo lejos como ruido de fondo.

bur-hmw/an/js/sag/yow