Ucrania asegura haber matado a cientos de soldados rusos en un solo ataque

Video de, aparentemenete, el lugar del ataque
Video de, aparentemenete, el lugar del ataque fue difundido por el ejército ucraniano

Ucrania dice haber matado a 400 soldados rusos en un ataque con misiles el día del año nuevo en la región ocupada de Donetsk.

El misil alcanzó un edificio de la ciudad de Makiivka, donde se cree que estaban estacionadas las fuerzas rusas.

Los funcionarios rusos han cuestionado la cifra, admitiendo que solo 63 de sus soldados murieron en la explosión. Ninguna de las cifras ha sido verificada.

Es extremadamente raro que Moscú confirme bajas en el campo de batalla.

Pero este fue un ataque tan mortal, asegura el editor de BBC Rusia, Steve Rosenberg, que permanecer en silencio probablemente no era una opción.

Es el mayor número de muertos reconocido por Moscú en un solo incidente desde que comenzó la guerra hace diez meses.

En un comunicado el lunes, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo que las fuerzas ucranianas dispararon seis cohetes utilizando el sistema Himars de fabricación estadounidense contra un edificio que albergaba a las tropas rusas. Dos de ellos fueron derribados, agregó.

Una casa dañada en Makiivka
Una casa dañada en Makiivka

Varios comentaristas y blogueros rusos reconocieron el ataque, pero dijeron que las cifras eran inferiores a las dadas por Ucrania.

Pero Igor Girkin, un comentarista prorruso, dijo que cientos habían muerto y resultado heridos, aunque aún se desconocía el número exacto debido a la gran cantidad de desaparecidos.

El edificio fue "casi completamente destruido", dijo.

Agregó que las víctimas eran principalmente tropas movilizadas, es decir, reclutas recientes, más que aquellos que eligieron luchar, y dijo que las municiones estaban almacenadas en el mismo edificio que los soldados, lo que agravó los daños.

"También se destruyó casi todo el equipo militar, que estaba justo al lado del edificio sin ningún tipo de disimulo", escribió en Telegram.

Girkin es un conocido bloguero militar que lideró a los separatistas respaldados por Rusia cuando ocuparon gran parte del este de Ucrania en 2014. Recientemente fue declarado culpable de asesinato por su participación en el derribo del vuelo MH17.

A pesar de su postura pro-rusa, critica regularmente al liderazgo militar ruso y sus tácticas.

Según la declaración anterior del ejército ucraniano, 300 soldados resultaron heridos además de los muertos, estimados en 400.

El ejército de Ucrania afirma, casi a diario, haber matado a docenas, a veces cientos, de soldados en ataques, por lo que hay que ser precavidos con estas cifras.

Una declaración posterior del estado mayor del ejército ucraniano dijo que "hasta 10 unidades de equipo militar enemigo" fueron "destruidas y dañadas" en los ataques, y que "se están especificando las pérdidas de personal de los ocupantes".

Ucrania no ha confirmado que los ataques se hayan llevado a cabo con misiles Himars, manteniendo una estrategia de larga data de no revelar detalles específicos sobre sus ataques.

Ataques contra la capital ucraniana

Horas después del ataque en Makiivka, Kyiv fue blanco de un dron y misiles contra una infraestructura crítica, dijo el gobernador regional de la capital ucraniana, Oleksiy Kuleba.

Las autoridades ucranianas mostraron una imagen de un dron lanzado por Rusia que dice, en ruso, "Feliz Año Nuevo".
Las autoridades ucranianas mostraron una imagen de un dron lanzado por Rusia que dice, en ruso, "Feliz Año Nuevo".

Un hombre en Kyiv resultó herido por los escombros de un dron ruso destruido, agregó el alcalde de la capital.

Kuleba dijo que las armas eran drones Shahed de fabricación iraní y agregó que estaban "apuntando a instalaciones de infraestructura crítica".

"Lo principal ahora es mantener la calma y permanecer en los refugios hasta que termine la alarma", dijo.

Ucrania finalmente derribó los 39 drones fabricados en Irán, informó el ejército, pero Vitaly Klitschko, alcalde de Kyiv, dijo que las instalaciones de energía sufrieron daños, lo que interrumpió el suministro de energía y calefacción.

Hablando desde Kyiv en su discurso nocturno, el presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, dijo que Rusia planeaba "agotar" a Ucrania con una ola prolongada de ataques con drones.

"Debemos asegurarnos -y haremos todo lo posible para ello- de que este objetivo de los terroristas fracase como todos los demás", dijo. "Ahora es el momento en que todos los involucrados en la protección del cielo deben estar especialmente atentos", continuó.

Los ataques de Rusia con drones en Ucrania parecen haber aumentado en los últimos días, y Moscú lanzó ataques contra ciudades y centrales eléctricas en todo el país durante las últimas tres noches.

Rusia ha estado atacando la infraestructura energética de Ucrania durante varios meses, destruyendo centrales eléctricas y sumergiendo a millones en la oscuridad durante el helado invierno del país.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.