Ucrania: Acusado niega estar involucrado en caída de avión

MIKE CORDER
·2  min de lectura
Foto tomada el 17 de julio del 2014 cerca de la aldea de Grabovo en Ucrania, donde se estrelló un avión de Malaysia Airlines. (AP Photo/Dmitry Lovetsky, File)
Foto tomada el 17 de julio del 2014 cerca de la aldea de Grabovo en Ucrania, donde se estrelló un avión de Malaysia Airlines. (AP Photo/Dmitry Lovetsky, File)

LA HAYA, Holanda (AP) — Un hombre acusado de estar involucrado en el derribamiento de un avión de Malaysia Airlines sobre el este de Ucrania en el 2014 negó los cargos, en entrevistas transmitidas el martes en un tribunal de Holanda.

La transmisión de la entrevista con Oleg Putalov constituye la primera vez que se escucha la voz de uno de los cuatro acusados de haber participado en la caída del avión Boeing 777, en el juicio in absentia al que están siendo sometidos.

Tras años de investigaciones, los fiscales llegaron a la conclusión que un misil ruso Buk lanzado desde territorio controlado por rebeldes prorrusos derribó al avión el 17 de julio del 2014, matando a los 298 ocupantes de la aeronave que iba de Ámsterdam a Kuala Lumpur. Una investigación previa en Holanda llegó a la misma conclusión.

Pulatov aseveró que su grupo rebelde no tenía ese tipo de misil, y que el día del suceso estaba ocupado en reuniones y no vio ni escuchó el lanzamiento de misil algunos.

En la entrevista con su abogado holandés, grabada en Rusia, Pulatov calificó de desinformación intencional las menciones de un misil Buk en comunicaciones interceptadas que han sido expuestas como evidencia por la fiscalía.

“Cuando que usted escuche disparates en las conversaciones interceptadas, como cuando se menciona un misil Buk, puede estar tranquilo que eso se hizo a propósito con fines de engañar al enemigo”, aseveró Pulatov.

Ninguno de los acusados ha comparecido a las audiencias judiciales realizadas en un tribunal al lado del Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, desde donde partió el avión. Lo más probable es que el juicio continúe hasta bien entrado el próximo año.

La fiscalía sostiene que el misil fue traído desde una base militar rusa a Ucrania en un camión, y que el lanzador fue regresado a Rusia después. Acusan a Pulatov junto con otros dos rusos — Igor Girkin y Sergey Dubinskiy — y al ucraniano Leonid Kharchenko de organizar el despliegue y lanzamiento del Buk y su subsiguiente regreso a Rusia.

El gobierno ruso ha negado estar involucrado en el suceso.