La UCR, partido del "padre de la democracia" argentina, botín de candidatos presidenciales

Buenos Aires, 28 sep (EFE).- Los electores de la Unión Cívica Radical (UCR), el partido del 'padre de la democracia' argentina, Raúl Alfonsín (1983-1989), e histórico oponente del peronismo, quedaron en el centro de la disputa de los tres principales candidatos a presidente que competirán el próximo 22 de octubre.

Integrada hoy en la coalición opositora Juntos por el Cambio, que lleva como candidata a la exministra de Seguridad de Mauricio Macri (2015-2019), Patricia Bullrich, la UCR ha estado en el foco del debate político en los últimos días después de algunos comentarios de menosprecio del expresidente centroderechista y de la mano tendida del oficialista Sergio Massa.

El actual ministro de Economía (peronista) dijo ante varios gobernadores de provincias del norte argentino, entre quienes estaban Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), ambos radicales (centro), que los convocaría para un "gobierno de unidad nacional".

No obstante, un día después, Morales recibía la visita de Bullrich y este afirmó: "Soy un soldado de Patricia".

Por su parte, el candidato de ultraderecha, Javier Milei, busca que el electorado crea que los radicales tienen un "pacto" con el ministro para que los argentinos cansados del kirchnerismo -ala del peronismo vinculado al fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y a la actual vicepresidenta, Cristina Fernández (2007-2015)- voten por él en vez de Bullrich.

"En un contexto en que, equivocados o no, suponen que Patricia no entra al balotaje, todo el mundo se reacomoda", pensando también que "Juntos por el Cambio entre en una fuerte crisis", para ver "de qué lado se ponen", explica a EFE el consultor político Carlos Fara.

El propio Milei considera que irá a la segunda vuelta del 19 de noviembre "con Massa", como afirmó recientemente.

Ante ese escenario, el diputado de la UCR Emiliano Yacobitti ya avisó: "Es muy difícil que los radicales voten a Milei en un balotaje". UCR y Macri

La UCR es un partido centenario, que perdió dirigentes y fuerza después de la crisis socioeconómica de 2001, que marcó el fin de la Presidencia de Fernando de la Rúa (1999-2001), el mandatario que huyó en helicóptero de la Casa Rosada, hasta que pasó a integrar Juntos por el Cambio en 2015, junto con el PRO, liderado por Macri, y la Coalición Cívica.

Los radicales cuentan con dirigentes locales en gran parte del país, pero aún dependen del liderazgo del PRO para lograr un candidato a presidente: en 2015, de la mano de Macri; hoy, de Bullrich.

Los chisporroteos en la interna ensucian la coalición y, más aún en estas elecciones divididas en tercios, ya que en las primarias de agosto pasado, La Libertad Avanza fue la más votada (29,86 %), luego Juntos por el Cambio (28 %) y tercero, Unión por la Patria (27,28 %). No obstante, Massa fue el segundo líder más votado, por detrás de Milei y por delante de Bullrich.

"La actitud ambigua de Macri respecto de apoyo a Bullrich o el apoyo a Milei generó algún tipo de resquemor entre los radicales", advierte Fara.

A esto se sumó que, tras una sesión de Diputados, donde unos radicales se presentaron para dar quórum a una iniciativa de Massa, el expresidente declaró que "el populismo es muy contagioso" y los radicales respondieron que "Macri hace tiempo que le falta el respeto a la UCR".

También los radicales han criticado el anuncio de Bullrich que propone nombrar una cárcel Cristina Fernández de Kirchner.

Hasta el hijo de Alfonsín, Ricardo, hoy embajador argentino en España, pidió votar por Massa porque dijo que sus ideas están más cerca del radicalismo.

"Si sigue preponderando la impresión de que Patricia Bullrich queda tercera, ese debate se puede profundizar y obviamente también puede acelerar la ruptura de Juntos por el Cambio", prevé Fara.

Massa y Milei

Bullrich está más identificada con un voto cercano a Milei, quien al resultar vencedor de las primarias la dejó como segunda marca, pese a vencer en las primarias al alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quien defendía una posición de unión nacional, a la que apela hoy Massa.

Fara recuerda que Massa, quien fue tercero en las presidenciales de 2015 que ganó Macri, había intentado en ese momento hacer una alianza con los radicales, pero la UCR finalmente optó por Juntos por el Cambio.

"Quedaron lazos, sobre todo con Morales", indica Fara, y señala que hoy Massa "tiene la caja del Estado para intentar seducir a algunos radicales con distintos temas".

Milei apela a la ruptura de Juntos por el Cambio para contrarrestar las críticas que se le hacen por contar con pocos legisladores y ningún gobernador, anticipando que una eventual victoria suya rompería ambas coaliciones y habría un "reordenamiento ideológico".

Verónica Dalto

(c) Agencia EFE