Ubisoft París se declarará en huelga por las condiciones laborales

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- Los empleados de Ubisoft Paris han sido convocados a un paro laboral el próximo 27 de enero como protesta por los recortes de la compañía y a las palabras del CEO Yves Guillemot, que exigía responsabilidades a los empleados por los malos resultados de la compañía y les decía que "la pelota está en su campo".

La compañía Ubisoft, se ha quedado estancada en un lapso negativo, escenario que al parecer, no mejorará este 2023, sobre todo después de los malos resultados financieros presentados la semana pasada y que provocaron un desplome en bolsa.

Aunado a eso, ahora la firma se enfrenta a una huelga de desarrolladores. Solidaires Informatique Jeu Vidéo convocó a los empleados de Ubisoft Paris a una huelga a realizarse el próximo 27 de enero, con el objetivo de exigir mejores condiciones de trabajo.

El sindicato quiere un aumento salarial "inmediato" del 10 por ciento para dar cuenta de la inflación y mejores horas que incluyen una semana laboral de cuatro días.

Solidaires Informatique también señaló que solicitó una mayor transparencia sobre los cambios en la fuerza laboral, así como compromisos para evitar despidos poco disimulados y prácticas de gestión "abusivas" que empujan al personal a renunciar.

El plan de huelga surgió como respuesta al correo electrónico interno del CEO de Ubisoft, Yves Guillemot, luego de la noticia de que la compañía estaba cancelando tres juegos y lidiando con condiciones económicas difíciles.

Como indicó el portal especializado Engadget, Guillemot pidió a los trabajadores que fueran "especialmente cuidadosos" con el gasto y advirtió sobre movimientos que incluían "reestructuración específica" y "desgaste natural".

Para Solidaires Informatique, el ejecutivo está intentando "echar la culpa" al personal mientras insinúa de manera no tan sutil despidos, recortes salariales y cierres silenciosos de estudios.

Esta no es la primera vez que Solidaires Informatique critica a Ubisoft por su comportamiento. El grupo laboral demandó a Ubisoft en 2021 por supuestamente fomentar una cultura de " acoso sexual institucional " donde era más fácil tolerar un comportamiento horrible que arreglarlo. La compañía ya había despedido a gerentes clave acusados de mala conducta, pero otros permanecieron en su lugar.

El llamado a la acción se une a un creciente movimiento laboral en todo el mundo de los juegos. Microsoft acaba de reconocer al sindicato más grande de la industria de los juegos, mientras que más trabajadores de Activision Blizzard están ganando votos sindicales.

Eso se suma a un alejamiento gradual de las largas horas de crisis que a menudo han definido el desarrollo de juegos. Los estudios de Eidos en Quebec comenzaron semanas de cuatro días en 2021, y el talento a veces se fue para formar estudios independientes. En pocas palabras, los empleados ya no están dispuestos a aceptar el statu quo.