UADY interpone una denuncia penal por "amenazas" de tiroteo

Mérida, 7 Oct ( Notimex).- La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) decidió interponer una denuncia ante la Fiscalía General del Estado “contra quien resulte responsable” de las amenazas de perpetrar un tiroteo en la Facultad de Matemáticas de esa institución.

En conferencia, el abogado de la casa de estudios, Renán Solís Sánchez, adelantó que también se efectuará una investigación interna en contra de Yael “N”, estudiante de dicha facultad, quien fue el autor de la “broma” que causó psicosis en redes sociales.

El abogado no supo explicar en la conferencia de prensa qué delitos implicarían la acción del estudiante, y que sería la Fiscalía la que determinaría qué delitos se cometieron.

Durante la rueda de prensa, estuvo presente el rector de esa Universidad, José de Jesús Williams, quien dijo que se analizan las sanciones que se podrían tomar contra el estudiante las cuales irían desde una amonestación hasta la suspensión o expulsión definitiva de la Facultad ubicada en el campus de Ciencias Exactas e Ingenierías

La “broma” motivó la suspensión de clases esta mañana en la Facultad de Matemáticas, y obligó a la Universidad a tomar medidas cautelares, entre ellas una reunión en la que se determinará la sanción que podría recibir el joven causante del incidente.

También se hicieron presentes varias patrullas de la Policía Estatal en el campus, sin embargo, tal como el joven aclaró poco después en sus redes sociales, solo se trató de una broma que “se salió de control”.

Tanto el abogado como el rector aclararon que aún no se ha tenido contacto con el joven que bromeó en un grupo de WhatsApp con hacer un tiroteo en el mencionado plantel acompañado de otros amigos que se “inspiraron” junto con él con la película de “The Joker”.

Algunos de los estudiantes realizaron capturas de pantalla y empezaron a difundirlas en sus redes sociales, lo que provocó una psicosis que obligó a la UADY a activar protocolos antes las “amenazas”.

Los usuarios de redes no han sido tan prudentes como las autoridades universitarias, ya que demandan un castigo ejemplar para el joven, pues consideran sus acciones como un acto de terrorismo, además de obligarlo a recibir atención psicológica, pues consideran que de la broma podría pasar a los hechos.

-Fin de nota-

 

NTX/TAM/AER/VGT