Tyson Fury se prepara para luchar contra Dillian Whyte en la próxima defensa del título de los pesos pesados

·2  min de lectura

Tyson Fury parece dispuesto a pelear con Dillian Whyte después de prometer “aniquilarlo” en su último vídeo en las redes sociales.

Los planes del campeón de los pesos pesados del CMB han estado en el aire durante varias semanas, ya que se habló de que Anthony Joshua se había hecho a un lado para permitirle pelear con el campeón de la AMB, la OMB, la OIB y la FIB, Oleksandr Usyk.

Pero parece que será Whyte, el retador obligatorio del CMB, el próximo rival del británico.

“No puedo esperar a darle un puñetazo en la cara a Dillian Whyte”, declaró en un vídeo publicado el jueves por la mañana. “Voy a darle la mejor paliza que ha tenido en su vida”.

“Entrena duro, idiota, porque te van a aniquilar, vago”.

Fury quería un combate de unificación con Usyk, un asunto que se complica por el hecho de que Joshua tiene derecho a una revancha al haber perdido ante el ucraniano en septiembre.

Se dice que a Joshua le ofrecieron £15 millones (US$20 millones) para que se hiciera a un lado, aunque el boxeador de 32 años negó airadamente las insinuaciones de que había aceptado algo así.

Whyte, por su parte, se ha visto envuelto en una disputa con el CMB sobre el salario.

Ambas situaciones han irritado a Fury, que lleva mucho tiempo deseando que se organice su próximo combate tras haber vencido al estadounidense Deontay Wilder en su trilogía en octubre del año pasado.

El miércoles se retrasaron de nuevo las pujas, y Fury sugirió más tarde que Joshua y Hearn habían “perdido US$90 millones”, en una nueva insinuación sobre la negativa de haberse hecho a un lado.

“Tenía que hacer este vídeo. Eddie Hearn y Anthony Joshua tienen que ser los peores empresarios de la historia”, señaló el miércoles por la noche. “Hoy perdieron US$90 millones, malditos hijos de p****, ¡una locura!”.

Posteriormente, Fury dirigió su atención a Whyte, diciéndole: “Es hora de dar un paso adelante y recibir una paliza”.

Whyte y Fury tienen ahora un día más para negociar un acuerdo antes de que se presenten ofertas ciegas por el derecho a albergar la pelea.

A principios de esta semana, Hearn confirmó que se había hecho una oferta para que Joshua renunciara a la revancha con Usyk, y dijo que la decisión final corresponde a su púgil.

“Ha habido una oferta”, comentó. “Ha habido varias discusiones conmigo mismo. No puedo descartarlo, no es mi trabajo. AJ es el jefe. Es muy inteligente con el plan. No querrá hacerlo”.

“Anthony nunca ha esquivado a nadie, no querrá que una persona piense que está esquivando ese reto. A veces hay que pensar con la cabeza; aquí hay una jugada inteligente en alguna parte, pero a Anthony no le interesa el dinero”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.