Twitter, propiedad de Elon Musk, deberá "adaptarse" a las reglas de la UE

·3  min de lectura

La red social estadounidense Twitter, que está en proceso de ser comprada por el empresario Elon Musk, "tendrá que adaptarse totalmente a las reglas europeas" sin importar las orientaciones del nuevo accionista en materia de libertad de expresión, dijo el martes el comisario europeo para el Mercado interior, Thierry Breton.

"Sea quienes sean los nuevos accionistas, Twitter tendrá ahora que adaptarse totalmente a las reglas europeas", declaró a la AFP Breton.

Breton mencionó especialmente el nuevo reglamento sobre los servicios digitales, Digital Services Act (DSA), concluido el sábado por los legisladores de la UE y que obligará a las grandes plataformas a luchar mejor contra los contenidos ilícitos.

"Sea sobre hostigamiento en línea, venta de productos defectuosos, pedopornografía o llamados a hacer actos terroristas, Twitter tendrá que adaptarse a nuestra reglamentación europea, que no existe en Estados Unidos", añadió el comisario europeo.

Breton preparó esta nueva legislación europea con la comisaria de la Competencia, Margrethe Vestager.

Elon Musk prometió más libertad en Twitter, lo que ha provocado un vivo debate sobre el futuro de la red social.

Algunos se preocupan por una plataforma que podría volverse más tóxica.

Musk, sin embargo, ha reconocido que hay límites impuestos por la ley.

El DSA, que se aplicará en unos meses, una vez terminado su proceso legislativo, actualiza la directiva e-comercio, surgida hace 20 años cuando los gigantes de la tecnología, como Facebook (Meta) o Amazon, apenas daban sus primeros pasos.

El objetivo es terminar con las zonas por fuera del derecho y los abusos en internet, al mismo tiempo que se defienden mejor los derechos de los usuarios.

La nueva reglamentación estipula la obligación de retirar "pronto" todo contenido ilícito (según las leyes nacionales y europeas) desde el momento en que la plataforma se de cuenta de su presencia.

Y obliga a las redes sociales a suspender los usuarios que violen "frecuentemente" la ley.

- Vigilancia de Bruselas -

En el centro del proyecto figuran nuevas obligaciones impuestas a las "más grandes plataformas" que tengan "más de 45 millones de usuarios activos" en la UE, entre las que figura Twitter.

Estos actores tendrán que evaluar ellos mismos los riesgos relacionados con la utilización de sus servicios e instalar medios eficaces para retirar contenidos problemáticos y además deberán practicar una transparencia creciente sobre sus datos y algoritmos de recomendación.

Serán objeto de una auditoría anual que ellos deben sufragar, realizada por organismos independientes bajo la vigilancia de la Comisión Europea, que podrá aplicar multas de hasta 6% de sus ventas anuales en caso de infracciones sucesivas.

"Tenemos ahora una regulación y es muy clara. Van a necesitar, para tener el derecho a operar en Europa, que las plataformas se adapten a las reglas", dijo Breton. "Si no hubiera DSA, tendríamos un Twitter que haría tal vez cosas contrarias al interés general europeo", dijo.

Pero "no es su reglamentación la que se impondrá en Europa sino la nuestra a la que tendrá que adaptarse" la plataforma, añadió.

Sobre el eventual retorno del expresidente estadounidense Donald Trump a Twitter, Breton recordó que el DSA reglamenta también las decisiones de prohibición, fijando condiciones y posibilidades de apelación.

"Tendremos reglas muy claras, bastante precisas, democráticas, legibles, para decidir sobre la prohibición de un usuario", señaló.

"Entre nosotros, la prohibición será por supuesto posible y necesaria en algunos casos, pero bajo control democrático", puntualizó.

aro/fmi/abx/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.