Por primera vez, Twitter marca un tuit de Trump para advertir que tiene información falsa

Rafael Mathus Ruiz

WASHINGTON.- Por primera vez, Twitter incluyó una etiqueta en un tuit del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para indicar que contenía información falsa, un avance de la compañía que responde a un viejo reclamo de sus críticos sobre los esfuerzos para contener la propagación de desinformación en las redes sociales.

La movida de Twitter tuvo además un enorme simbolismo porque tocó un mensaje de Trump vinculado a la elección presidencial: una crítica -falsa- del mandatario al sistema de votación por correo, que muchos estados demócratas podrían implementar este año para facilitar la votación en medio de la pandemia. Para Trump, el sistema aumenta el fraude. Para los partidarios del voto por correo, aumenta la participación, y es justamente por eso que Trump dice que es fraudulenta. Históricamente, una mayor participación electoral ha beneficiado a los candidatos demócratas.

"NO HAY FORMA (¡CERO!) De que las boletas por correo sean mucho menos que sustancialmente fraudulentas. Los buzones serán robados, las papeletas serán falsificadas e incluso impresas ilegalmente y firmadas de manera fraudulenta", tuiteó Trump.

"El gobernador de California está enviando boletas a millones de personas, a cualquiera viviendo en el estado, sin importar quiénes son o cómo llegaron allí, obtendrán una. Eso va seguir con los profesionales diciéndole a todas estas personas, muchas de las cuales nunca han pensado votar antes, cómo y por quién votar. Va a ser una elección arreglada. ¡De ninguna manera!", cerró Trump.

Twitter incluyó en los mensajes de Trump un enlace con una advertencia: "Obtenga la información sobre el voto por correo". El enlace conducía luego a otra página con varios tuits con artículos periodísticos que ofrecieron información para desmentir los dichos de Trump, además de datos verificados sobre el tema, en este caso, el voto por correo en Estados Unidos.

Facebook e Instagram ya habían implementado una estrategia similar para intentar ponerle una cota a la propagación de desinformación en Internet, y la presión sobre Twitter había crecido dado que es la principal plataforma que utiliza Trump para influir en la conversación política. Facebook tiene unos 2600 millones de usuarios, mientras que Twitter tiene 330 millones, aunque es un canal ampliamente utilizado por líderes políticos.

Trump reaccionó furioso a la movida de Twitter: acusó a la red social de "interferir en la elección presidencial" y de "sofocar" la libertad de expresión.

"Twitter está sofocando completamente la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, y yo, como Presidente, ¡no permitiré que suceda!", dijo el mandatario.

Trump no especificó que planea hacer para impedir que Twitter implemente su nueva política.