La TV Pública difundió por error un video que en teoría mostraba a posibles sospechosos frente a la casa de Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Esta es una imagen del momento del atentado contra Cristina Kirchner
Esta es una imagen del momento del atentado contra Cristina Kirchner

Agustina Díaz, la tercera detenida por el intento de asesinato a Cristina Kirchner, negó ayer durante su declaración ante la Justicia haber sido partícipe o encubridora, pese a los intercambios telefónicos con Brenda Uliarte, la segunda apresada y supuesta novia de Fernando Sabag Montiel, quien apuntó un arma contra la vicepresidenta, también encarcelado.

La TV Pública difundió esta mañana imágenes que en teoría eran de Díaz en el exterior de la casa de la exmandataria, pero se trató de un error.

Ayer, en su declaración con sus abogados, Marcelo Herrera y Javier Molina, la joven de 21 años que era compañera de colegio de Uliarte pidió la excarcelación. A su amiga la tildó de “fabuladora, fantasiosa y delirante”, y dijo que no había tomado en serio los mensajes que le mandaba.

Los mensajes entre las dos

En esos intercambios las mujeres mostraban un alto nivel de violencia. “Yo estoy organizando para ir a hacer bardo a la Casa Rosada, con bombas molotov y todo. Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina. Me dan los ovarios para hacerlo”, amenazaba Uliarte el 4 de julio de este año, un mes y medio antes de ir a protestar con antorchas frente a la Casa Rosada. “Por eso te amo”, le respondía Díaz.

“No es joda, boluda. Estoy armando un grupo para ir con antorchas, bombas, fierro, todo. Voy a ser la libertadora de la Argentina. Estuve practicando tiro, sé usar un fierro”, insistía Uliarte.

En otros mensajes del 27 de agosto, ambas charlaron sobre el momento en que Cristina Kirchner dio un discurso en un escenario montado en el exterior de su casa, después de tensiones entre la militancia y la Policía de la Ciudad. En esa jornada, incluso, Sabag Montiel había estado en la zona, con intenciones supuestas de atentar contra la vida de la antes mandataria. Decían lo siguiente, en una transcripción textual:

-Uliarte: “Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina... Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martin en el cuerpo... Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”.

-Díaz: “¿Qué pasó? ¿De qué me perdí?”

-Uliarte: “Mandé a matar a la vice Cristina. No salió porque se metió para adentro. Una bronca te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi”.

-Díaz: “Bank. Buena idea igual. ¿Cuánto te cobró?”

-Uliarte: “No me cobró lo hizo porque también está re caliente con lo que está pasando. Te juro que a esa la voy a bajar. Me tiene re podrida que ande robando y quedé impune.”

-Díaz: “Te das cuenta del quilombo en el que te vas a meter, ¿no? Te van a buscar por todos lados si se enteran de que sos complice de la muerte de la Vicepresidenta”.

-Uliarte: “Por eso mandé a alguien”.

-Díaz: “Aunque si, pero quien no va a querer meterle un tiro a esa vieja chorra”.

-Uliarte: “Si llega a pasar me voy a otro país y hasta cambio de identidad. La tengo re pensada.

-Díaz: “¿Sabes cuanta guita necesitas para eso? No es mando a matar y me mudo del país. Te van a buscar de todas formas y la guita que necesites para todos los trámites”.

-Uliarte: “Tengo algo de money, conocidos. Me voy pero antes quiero hacer algo por el país”.

Incluso, el viernes 2 de septiembre, en la jornada posterior a que Sabag Montiel apuntara directamente contra Cristina Kirchner, con una pistola de la que no salió la bala, siguieron los mensajes entre Uliarte y Díaz:

-Díaz: “Che, pero que onda que falló el tiro?. No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos dónde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?”

-Uliarte: “En lo de una amiga”. “No boluda anda a saber si me allanan”

-Díaz: “Ya le hallanaron la casa. Lpm. El tema es que le van a peritar el celular. Y si hay alguna evidencia de que vos sabía lo que el iba a hacer. Y te contentaste.

-Uliarte: Mensaje borrado

-Díaz: “Ya también como que caes vos”

-Uliarte: Mensaje borrado

-Díaz: “Exacto. Safaban de todo. Pero el tema sería que el flete no te delate. Ni los demás que te hayan visto llevarte las cosas”

-Uliarte: “Lo hacía y quedaba como un n.n.”

-Díaz: “Yo tengo un cagaso de que te agarren y te periten el celu”

-Uliarte: Mensaje borrado

-Díaz: “Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo”.

Las dos chicas se conocían porque cursaban juntas el secundario en una escuela nocturna de San Miguel y ahora son investigadas por la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo.