TV Pública: avanza la investigación con pedidos de indagatoria y renuncian empleados

Inés Beato Vassolo, Hernán Cappiello
·6  min de lectura
Gentileza Gastón Cuello
Gentileza Gastón Cuello

En medio de renuncias y despidos de altos funcionarios de la TV Pública, la Justicia avanza en la investigación por el retiro irregular de 11,4 millones de pesos del Banco Itaú, a más de un mes de desatado el escándalo. Esta semana, el fiscal Gerardo Pollicita podría pedir la declaración indagatoria de media docena de empleados del canal estatal de televisión, acusados por estas maniobras.

Días atrás, renunció el director ejecutivo; a mediados de marzo, lo hicieron dos integrantes del alto rango administrativo, y otros tres se encuentran bajo sumario, con entrada prohibida al edificio de Figueroa Alcorta; el Banco Itaú hizo dos reportes de operaciones sospechosas ante la Unidad de Información Financiera (UIF), y la Sindicatura General de la Nación (Sigen) echó al auditor interno a cargo de la causa. Pero aún se desconoce quiénes son los empleados del canal responsables de haber retirado, en efectivo y por tandas, los 11,4 millones de pesos.

La Justicia federal reunió evidencia y avanza en citar a más de media docena de sospechosos a prestar declaración indagatoria. Se estima que el llamado será para esta semana, según pudo saber LA NACION. La nómina que definió el fiscal a cargo de la investigación no involucra a la presidenta de Radio y Televisión Argentina (RTA), Rosario Lufrano, sino a empleados de la línea administrativa próxima al directorio.

Entre las últimas pruebas, hay dos reportes de operaciones sospechosas (ROS) que emitió el Banco Itaú ante la UIF, por protocolo, ante los movimientos inusuales que se sucedieron en la cuenta corriente del canal. El mes pasado, el secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello, reconoció que la extracción del efectivo que, en principio, se declaró que rondaba los cuatro millones de pesos, fue, en realidad, de 11,4 millones, dividida en tres retiros: dos, por cinco millones de pesos y otro, por 1,4.

Rosario Lufrano.
Fernando Massobrio / archivo


Rosario Lufrano. (Fernando Massobrio / archivo/)

En ese entonces, Meritello dijo a LA NACION que el retiro de dinero para la supuesta producción de un documental sobre Manuel Belgrano era “inexplicable”, y destacó el rol de Lufrano, por activar la investigación. “La extracción de plata es inexplicable desde cualquier punto de vista del sentido común porque cualquier pago se hace con transferencia o con cheques”, afirmó, semanas atrás, y remarcó: “Nosotros pusimos el tema arriba de la mesa. No hay falta de transparencia, en absoluto. La propia Lufrano, después de recibir una denuncia anónima por mail, llevó adelante la investigación”.

Pero la titular de RTA asignó como auditor interno al militante Rolando Oreiro y su elección no resultó. La causa no sólo se encuentra demorada –Meritello había dicho que esperaban resultados para la anteúltima semana de marzo–, sino que Oreiro fue despedido por la Sigen por mentir en su declaración jurada, según confirmaron a LA NACION desde el entorno de Lufrano. El síndico integra la lista de los 20 empleados mejores pagos de RTA, con un sueldo superior a $450.000. Fue reemplazado por la contadora y especialista en sindicatura concursal Analía del Luján Ostojich, quien participa en la causa por la quiebra del correo privado OCA.

El secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello, respaldó, en reiteradas ocasiones, la gestión de Rosario Lufrano en RTA
El secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello, respaldó, en reiteradas ocasiones, la gestión de Rosario Lufrano en RTA


El secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello, respaldó, en reiteradas ocasiones, la gestión de Rosario Lufrano en RTA

“Entendemos que, ahora que asumió la nueva auditora, tiene que ser inminente el desenlace de la causa. Rosario [Lufrano] es la más interesada en que salga lo más rápido posible”, aseguraron en RTA. Y agregaron, respecto del avance de la auditoría: “Se está analizando si los comprobantes y gastos que se hicieron son reales y están en línea con los precios que se pagan en el mercado, y si lo que se compró efectivamente existe”.

Renuncias de empleados de RTA

En medio del clima de tensión y la búsqueda de responsables, Eliseo Álvarez renunció el miércoles pasado a la vicepresidencia de RTA y a la dirección ejecutiva de TV Pública. Fue reemplazado por Leonardo Flores, quien estaba al frente de la gerencia de Artística del canal y ocupó cargos directivos en emisoras nacionales –como América TV y Canal 9– e internacionales –como Network Chanel 41, de Florida, y Bahamas TV Station–.

Pese a rumores de que existieron, en los últimos días, fuertes cruces entre Álvarez y Lufrano, en el entorno de la funcionaria sostuvieron que la renuncia de su número dos se basa “estrictamente” en problemas de salud. “Eliseo [Álvarez] tiene problemas cardíacos y el médico le dijo que no podía seguir trabajando más de cuatro horas. El vínculo con Lufrano estaba bien. Incluso, ella le ofreció quedarse como vicepresidente, pero él decidió irse”, indicaron en RTA. Y agregaron, respecto del ahora exdirector del canal: “Va a seguir colaborando porque tiene una experiencia increíble y mucha cercanía a Rosario”.

Rosario Lufrano puso en funciones a Leonardo Flores en un acto realizado en el Estudio 1 del canal. Foto: gentileza TV Pública
Rosario Lufrano puso en funciones a Leonardo Flores en un acto realizado en el Estudio 1 del canal. Foto: gentileza TV Pública


Rosario Lufrano puso en funciones a Leonardo Flores en un acto realizado en el Estudio 1 del canal. Foto: gentileza TV Pública

El apartamiento de Álvarez llega como un eco de las renuncias de Guillermo Siaira, director de Administración Financiera, y de Ernesto “Cune” Molinero, gerente de Producción, quienes abandonaron TV Pública en los días inmediatos que siguieron al estallido del escándalo por el retiro del dinero en efectivo. En paralelo, otros tres empleados se encuentran bajo sumario administrativo y tienen prohibido el ingreso al canal, por resolución de la auditoría. Se trata de Alejandro de la Torre, subdirector de Administración y Finanzas; Ariel Berliner, subgerente de Producción, y Andrea Mendes Guimaraes, jefa de Contabilidad.

Referentes de la oposición insisten en que es imposible desvincular a Lufrano de los nombres que se encuentran bajo el radar de la auditoría y de la Justicia. “Renunció Eliseo Álvarez, echaron al auditor militante, a 3 funcionarios de planta, pero las cuentas siguen sin cerrar y Lufrano sin poder deslindar su responsabilidad sobre los tres millones que faltan, de los 11 que retiraron en efectivo”, escribió en su cuenta de Twitter, días atrás, la expresidenta del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) durante el macrismo, Silvana Giudici.

A fines de marzo, en diálogo con LA NACION, Giudici ya había apuntado contra la titular de RTA: “Lufrano no puede ser ajena a esto porque es imposible retirar ese monto en efectivo sin la firma de las autoridades máximas. Los montos de la caja chica son mucho menores; todo el resto, está bancarizado”. Otro exfuncionario de Cambiemos también había advertido: “Si tardás más de dos horas en auditar esto, tenés que estar distraído. El banco te tiene que decir en dos minutos quién firmó la extracción”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entretanto, mientras la investigación avanza con demoras, el plantel de RTA se muestra unido, pese al dominó de renuncias. Este viernes, Lufrano presidió la asunción de Flores acompañada de Álvarez, el directivo saliente, y sostuvo, respecto de la gestión que asumió en 2020: “Los objetivos son la reparación, la construcción y la reconstrucción de los medios públicos”.

Por su parte, Flores se anticipó a desligarse de la falta de diálogo y transparencia. “Esta será una oficina de puertas abiertas”, sostuvo el nuevo director ejecutivo de TV Pública. “Cuento con ustedes, cuenten conmigo, con el compromiso de superarnos día a día”, concluyó.