La tutela legal de Britney Spears es un ejemplo de abuso doméstico, advierten los expertos

·5  min de lectura
 (AFP via Getty Images)
(AFP via Getty Images)

La tutela de Britney Spears es un ejemplo de abuso doméstico, ya que su padre está ejerciendo control sobre todas las dimensiones de su vida, advirtieron los expertos.

A la megaestrella del pop se le prohíbe legalmente tomar decisiones clave sobre su vida personal o sus finanzas sin obtener el permiso de su padre.

Spears, quien perdió una apelación para impedir que su padre, James "Jamie" Spears fuera su único curador en noviembre del año pasado, se refirió a su controvertida curatela por primera vez en un tribunal de Los Ángeles esta semana.

La artista dijo que su padre y "todos los involucrados en esta tutela, incluidos mis managers" deberían estar "en prisión".

“Quiero poder casarme y tener un bebé”, dijo una mujer de 39 años. “Tengo un DIU dentro de mí en este momento, así que no me quedo embarazada. Quería sacar el (DIU, que es un método anticonceptivo) para poder empezar a intentar tener otro bebé".

Spears agregó: “Pero este supuesto equipo no me deja ir al médico a sacarlo porque no quieren que tenga hijos, más hijos”.

Es la primera declaración pública de Spears sobre su tutela desde que una gran cantidad de explosivos documentales sobre su caso, que se publicaron a principios de este año, alimentaron la ira del movimiento Free Britney.

Farah Nazeer, directora ejecutiva de la organización benéfica de abuso doméstico Women's Aid, líder en el Reino Unido, dijo a The Independent: “Lo que Britney Spears describió en su testimonio esta semana es una situación en la que cada elemento de su vida está siendo controlado por su padre a través de la ley, violando sus derechos humanos.

“Este control, que significa que Britney ya no puede ver a sus amigos y le han dicho qué medicación debe tomar, ha sido calificado de 'abusivo' por la cantante y dado lo que sabemos del caso, es inaceptable”.

Lee más: FreeBritney: ¿Qué es la campaña y qué significa la tutela de la estrella del pop?

“El control coercitivo ha sido ilegal en Inglaterra y Gales desde 2015, sin embargo, en los Estados Unidos los tribunales han permitido que el padre de Britney pueda ejercer control sobre cada parte de su vida, hasta la anticoncepción forzada y si puede casarse”.

"Esta horrible experiencia debe ser detenida: los cuerpos de las mujeres no pertenecen a los hombres y estas decisiones están limitando sus opciones de vida".

Nazeer dijo que Britney informó al tribunal que el arreglo en el que se encuentra es "abusivo", y agregó que quienes trabajan en Women's Aid "respaldan el derecho de Britney, y el derecho de toda mujer, de tener control sobre sus propias vidas".

Añadió: “Las enfermedades mentales que padecen las mujeres nunca deben ser tratadas legal o médicamente de manera que eliminen su derecho a la libertad, la dignidad y el respeto”.

Su padre ha sido asignado como su tutor desde 2008, y la disposición comenzó después de que Spears sufriera un ataque de nervios ese mismo año.

Charlotte Kneer, directora ejecutiva del refugio Reigate and Banstead Women's Aid en Surrey, dijo a The Independent: “Si las afirmaciones de Britney de que fue obligada a tener un DIU son ciertas, este es un ejemplo horrible de control.

“No creo que haya una demostración más descarada de poder que pudiera ejercerse sobre su condición de mujer. El abuso tiene que ver con el poder y el control y este es un ejemplo perfecto que demuestra el abuso".

Ella dijo que la coerción reproductiva es algo que su servicio a menudo presencia en casos de abuso doméstico, pero es más común que el método anticonceptivo. sea eliminado.

Kneer, una sobreviviente de abuso doméstico cuya pareja violenta estuvo encarcelada durante siete años en 2011, agregó: “En la mayoría de los casos, se usa para eliminar el derecho de una mujer a prevenir el embarazo, lo que permite al abusador mantener a la víctima embarazada y dependiente. La coerción reproductiva en general es una clara demostración de poder que la mujer no tiene derecho a elegir”.

El padre de Spears respondió a las acusaciones y le dijo a la corte que “lamentaba” escuchar el sufrimiento de su hija.

"Lamenta ver a su hija sufrir y tanto dolor", dice el comunicado. "El señor Spears ama mucho a su hija".

Un portavoz del Servicio Británico de Asesoramiento sobre el Embarazo (BPAS, por sus siglas en inglés), el mayor proveedor de interrupciones del embarazo en el Reino Unido, definió la coerción reproductiva como la obligación de interrumpir o continuar con un embarazo, o "alterar el método anticonceptivo, como esconder píldoras y sabotear o quitar condones, o que las parejas mientan sobre su estado de fertilidad”.

El representante agregó: “Es inquietante que en el pasado, perforar condones o esconder píldoras fuera visto como una broma cuando en realidad es un problema realmente insidioso, y vemos mujeres que vienen a nosotros para interrumpir embarazos que son el resultado de la coerción reproductiva”.

“La investigación sobre la provisión de anticonceptivos reversibles de acción prolongada (LARC) en el Reino Unido producida por BPAS junto con Decolonising Contraception, Shine Aloud UK y académicos de la Universidad de Lancaster encontró que grupos particulares pueden ser seleccionados para el uso de LARC basándose en juicios y suposiciones sobre quién es apto para tener hijos, o que sea lo suficientemente responsable para administrar los métodos anticonceptivos que dependen del usuario".

Paula Avila-Guillén, directora ejecutiva del Women's Equality Center, con sede en Nueva York, dijo que la libertad reproductiva es un "derecho humano básico", ya que señaló que las mujeres tienen derecho a tener autonomía sobre sus cuerpos.

Añadió: "Si el cuerpo de una celebridad como Britney Spears puede ser controlado legalmente por personas externas, entonces imagina con qué tienen que lidiar las mujeres de bajos ingresos de todo el mundo".

The Independent reveló previamente que una de cada siete mujeres en el Reino Unido ha sido intimidada para que quede embarazada o tenga un aborto.

Un estudio exclusivo encontró que el 14 por ciento de las mujeres han experimentado coerción sobre la reproducción, ya sea que se sintieron presionadas para concebir o tener un aborto. Si bien alrededor del ocho por ciento de las mujeres han experimentado presión para quedar embarazadas, el siete por ciento de las mujeres se han visto obligadas a abortar, concluyó la investigación de la empresa de encuestas D-Cyfor.

Relacionados

Britney Spears se disculpa en Instagram por “fingir que estaba bien”, tras su testimonio de tutela

Piers Morgan dice que Britney Spears es una “esclava legal” que debe ser “liberada del tormento”

Britney Spears: ¿Qué es el litio, la droga que dice que le recetaron?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.