Turquía y la UE intentan diálogo para mejorar relaciones

Associated Press
·2  min de lectura
Un vendedor ofrece banderas turcas en un mercado en Estambul, Turquía, el 22 de marzo de 2021. (AP Foto/Emrah Gurel)

ANKARA, Turquía (AP) — Representantes de la Unión Europea se reunieron el martes con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, poco después de que él ofreció gestos conciliatorios y la UE accedió a incrementar el comercio y la cooperación en el tema migratorio con Ankara.

La visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y del presidente del Consejo Europeo Charles Michel ocurre poco después de que líderes de la UE accedieron a ofrecer incentivos a Turquía pese a retrocesos del país en democracia, derechos humanos y las disputas marítimas en el Mediterráneo por el tema energético.

Entre los temas en la agenda están las exigencias turcas de que la UE haga más para apoyar a los millones de refugiados sirios que han llegado a Turquía, que se actualice un pacto aduanero y que se flexibilicen los requerimientos de visados para turcos en la UE.

Formalmente, Turquía sigue siendo candidato para ingresar a la UE, pero su solicitud está en pausa. Los gestos conciliatorios de Erdogan ocurren luego de un incremento en las tensiones el año pasado debido a la decisión de Turquía de abstenerse de detener el cruce de migrantes hacia Grecia y el envío de buques a aguas que reclaman Grecia y Chipre.

La UE declaró el mes pasado que estaba dispuesta a “dialogar con Turquía de manera gradual, proporcional y reversible para incrementar la cooperación en varios temas de interés común”.

El bloque se declaró dispuesto a fortalecer un acuerdo firmado en 2016 según el cual Turquía debe tratar de impedir que los migrantes crucen a Europa a cambio de ayuda y otros tipos de cooperación. Además, se le asignó a la Comisión Europea que explore maneras de ayudar económicamente a los 4 millones de refugiados sirios en Turquía, así como los que están en Jordania y el Líbano.

El pacto entre la UE y Turquía redujo el flujo de migrantes a las islas griegas, que están cerca de la costa occidental de Turquía. Según el convenio, la UE ofreció a Ankara 6.000 millones de euros (7.100 millones de dólares) para ayuda a refugiados y otros incentivos para evitar que más gente salga de Turquía rumbo a Europa.