Turquía sale de convención de derechos de las mujeres

·2  min de lectura

ESTAMBUL (AP) — Turquía se retiró formalmente el jueves de un importante tratado internacional que protege a las mujeres de la violencia, aunque el presidente Recep Tayyip Erdogan insistió que eso no significará un retroceso para las mujeres.

Erdogan suspendió la participación del país en la Convención de Estambul del Consejo de Europa con un decreto sorpresivo en marzo, lo que motivó condenas de grupos de derechos de las mujeres y de países occidentales. Las cortes rechazaron esta semana una apelación para frenar la salida.

Erdogan anunció el jueves su “Plan de Acción para Combatir la Violencia contra las Mujeres”, que incluye objetivos como revisar procesos judiciales, mejorar los servicios de protección y recolectar datos.

“Algunos grupos están tratando de presentar nuestra salida oficial de la convención de Estambul el 1 de julio como un retroceso”, dijo. “Nuestra batalla contra la violencia hacia las mujeres no comenzó con la Convención de Estambul y no concluirá con nuestro retiro”.

En marzo, el Directorio de Comunicaciones de la Presidencia declaró que la Convención de Estambul fue “secuestrada” por aquellos “que intentan normalizar la homosexualidad, que es incompatible con los valores sociales y familiares de Turquía”.

Erdogan enfatizó los valores tradicionales de familia y géneros el jueves, diciendo que combatir la violencia contra las mujeres es también una pelea “para proteger los derechos y el honor de nuestras madres, esposas, hijas”.

Mujeres, grupos LGBT y sus aliados han protestado contra la decisión. Dicen que los pilares de prevención, protección, enjuiciamiento y coordinación de políticas en la convención, además de su identificación de la violencia basada en géneros, son cruciales para proteger a las mujeres en Turquía,

Según datos suministrados por la Plataforma Acabaremos con el Feminicidio, 189 mujeres fueron asesinadas en 2021 en el país y 409 en 2020, incluyendo decenas que fueron halladas muertas bajo circunstancias sospechosas.

Amnistía Internacional dijo en una declaración que la retirada de Turquía de la convención era “vergonzosa”.

“A la medianoche, Turquía le dio la espalda al patrón de referencia para la seguridad de las mujeres y las niñas. La retirada envía un mensaje sobrecogedor y peligroso a los perpetradores que abusan, mutilan y matan: que ellos pueden seguir haciéndolo con impunidad”, dijo la secretaria general de Amnistía, Agnès Callamard.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.