Turquía se retira del Convenio de Estambul que protege a las mujeres de la violencia machista

·2  min de lectura

TURQUÍA se retiró oficialmente este jueves del Convenio de Estambul, un tratado internacional que protege a las mujeres contra la violencia machista, en una decisión que valió al presidente Recep Tayyip Erdogan fuertes críticas dentro y fuera del país.

La decisión fue anunciada por el gobierno en marzo y este jueves, día en que se hace efectiva, hay manifestaciones convocadas en varios puntos de Turquía.

La decisión tomada por Erdogan coincide con un aumento de los feminicidios en el país desde hace una década. Por ello provocó la cólera de organizaciones de defensa de los derechos humanos y las críticas de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y la ONU.

Miles de mujeres se manifestaron en marzo por todo el país para denunciar esta medida, al considerar que podría insuflar un sentimiento de impunidad a los maltratadores.

No te pierdas: La igualdad de género es cuestión de poder en un mundo dominado por una cultura patriarcal: ONU

Varias asociaciones convocaron movilizaciones el jueves por la noche y se programaron concentraciones por toda Turquía, como en Estambul, donde debía celebrarse una manifestación a partir de las 16:00.

El tratado, firmado por el país en 2011 y que fue ratificado por 34 países miembros del Consejo de Europa, es el primer instrumento supranacional que fija normas obligatorias para evitar la violencia contra las mujeres. Turquía, primer Estado que lo firmó, es el primero en retirarse.

El gobierno turco argumentó que el tratado “pasa por alto los valores familiares” y “normaliza la homosexualidad”, ya que pide que no se discrimine en función de la orientación sexual.

Contrariamente a lo que pasa en la mayoría de países con mayoría musulmana, la homosexualidad no es ilegal en Turquía, pero sí hay una clara homofobia.

Con todo, consciente del peligro de ponerse en contra a las votantes, Erdogan desveló el jueves un “plan de acción” para luchar contra la violencia machista, que incluiría, por ejemplo, la revisión de la legislación y una mejor formación de los magistrados en estos temas.

“Algunos intentan presentar nuestra retirada del Convenio de Estambul […] como una marcha atrás. Nuestra lucha contra la violencia contra las mujeres no empezó con el convenio y no terminará con esta retirada”, se defendió Erdogan. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.