Turquía busca recuperar a Egipto como aliado en su pugna por el Mediterráneo

Agencia EFE
·4  min de lectura

Ankara/Estambul, 12 mar (EFE).- Tras más de siete años sin relaciones diplomáticas, Turquía y Egipto están allanando el camino para reactivar una alianza clave para la geopolítica del Mediterráneo oriental, o al menos esto es lo que desea Ankara, según adelantó este viernes el Gobierno turco.

"Nuestros contactos con Egipto han comenzado a nivel diplomático", aseguró el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, a la agencia turca Anadolu a bordo del avión de regreso de una visita oficial a Catar.

Horas más tarde, el presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, insistió en Estambul en que "continúa el proceso de cooperación diplomática, económica y de servicios secretos con Egipto, sin problema alguno, y si bien no es al máximo nivel, es justo debajo".

RUPTURA TRAS EL GOLPE

El Cairo y Ankara expulsaron a sus respectivos embajadores en noviembre de 2013, meses después de que el militar egipcio Abdelfatah al Sisi diera un golpe de Estado y depusiera al presidente Mohamed Morsi, de los Hermanos Musulmanes, con los que Turquía mantiene buena relación.

Desde entonces, las relaciones entre los dos países más poblados del Mediterráneo quedaron en el congelador, con la representación diplomática reducida al nivel de encargado de negocios.

Egipto se ha aliado con Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos tanto contra Catar, el aliado más firme de Ankara en el mundo árabe, como contra el Gobierno libio de Trípoli, respaldado por tropas turcas.

Todo esto se puede dejar atrás ahora, anunció el Gobierno turco hoy. "Deseamos reforzar el proceso con Egipto. Si los contactos dan fruto, pasaremos a fases mucho más avanzadas, porque el pueblo turco y el egipcio no pueden estar separados", dijo Erdogan.

"Ni nosotros ni Egipto presentamos condiciones previas. Tener falta de confianza es normal en tales situaciones. Por eso las negociaciones van lentas, siguiendo una hoja de ruta", explicó Çavusoglu poco antes.

DELIMITACIONES MARÍTIMAS

Ya a inicios del marzo, Çavusoglu había avanzando que Turquía "podría firmar un acuerdo con Egipto" para delimitar una zona económica exclusiva en el Mediterráneo oriental.

Ankara rubricó hace un año con Trípoli un acuerdo de delimitación marítima que se solapa con las ambiciones de Grecia, que en agosto pasado respondió firmando un acuerdo similar con El Cairo, pasando por encima de las pretensiones turcas.

Erdogan sugirió hoy que una alianza con Egipto no incluiría a Grecia, al subrayar que "no se puede colocar al pueblo egipcio junto a Grecia", ni considerar "idénticos el pueblo griego y el egipcio".

Queda por ver si El Cairo acepta la rama de olivo: probablemente exija que el Gobierno turco se distancie de los Hermanos Musulmanes, perseguidos en Egipto como "terroristas", señala a Efe el politólogo Rasit Kaya.

PRAGMATISMO O ISLAMISMO

Aunque un giro de este tipo tras años de alianzas islamistas sería difícil de explicar a los votantes del AKP, el partido de Erdogan, el líder turco ha mostrado que "su pragmatismo es al menos tan fuerte como sus compromisos ideológicos", según Kaya.

De hecho, numerosos periodistas cercanos al AKP llevan días promoviendo la idea de que recuperar la alianza con Egipto será un gran paso adelante para Turquía y una logro para un mundo musulmán más fuerte.

"Luchar contra Egipto es una estupidez para cualquier país de Oriente Próximo. Necesitamos a Egipto en Libia y para nuestra posición en el Mediterráneo oriental; además, el gas egipcio también cuenta", dijo a Efe el politólogo turco Salih Bicakci.

Ibrahim Varli, experto del diario "BirGün", agregó en conversación con Efe un tercer motivo: una aproximación a El Cairo "también es un mensaje para el Gobierno de Joe Biden en Estados Unidos", país estrechamente aliado con Egipto.

EL FACTOR SAUDÍ

La confrontación turco-egipcia en Libia podría considerarse cerrada tras dar el Parlamento libio esta semana su acuerdo a un nuevo Gobierno de unidad que se espera ponga fin a la guerra civil.

Pero queda la incógnita de Grecia: mañana, Arabia Saudí, otro aliado de Egipto, enviará cazas a una base aérea de Creta, asegura la prensa turca.

"Nos entristece que Arabia Saudí haga maniobras conjuntas con Grecia; no nos gusta esa decisión. Por supuesto, hablaremos de esto con las autoridades saudíes, porque pensamos que eso no debería ocurrir", dijo Erdogan hoy.

También Çavusoglu aludió al problema de la monarquía petrolera, que lleva años en una relación tensa, pero no hostil, con Turquía.

"No hay razón para no mejorar las relaciones con Arabia Saudí. Si dan pasos positivos, nosotros también los daremos", dijo.

Dogan Tiliç y Lara Villalón

(c) Agencia EFE