Turquía aprueba una polémica ley que da poderes y arma a vigilantes nocturnos

Agencia EFE

Estambul, 11 jun (EFE).- El Parlamento turco ha aprobado una controvertida ley que otorga a vigilantes de barrio nocturnos poderes similares a los del cuerpo policial, como llevar armas o realizar registros, informó este jueves el rotativo BirGün.

La normativa fue adoptada con los votos de los diputados del gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (AKP, islamista) y de su aliado en el hemiciclo, el ultranacionalista MHP.

Los guardias nocturnos, una estructura creada en 2016 tras el fallido golpe de Estado y que actualmente cuenta con unos 28.000 miembros, forman un cuerpo vecinal con formación breve en seguridad, que hasta ahora llevaba porras y silbatos para alertar a la policía de posibles delitos.

Con la nueva ley, estos vigilantes nocturnos están autorizados a llevar armas y pueden tomar medidas para capturar a sospechosos y retenerlos. También pueden ir a por personas sobre las que pesa una orden de arresto para entregarlas luego a la policía, además de retener vehículos, o realizar registros e inspecciones corporales.

La decisión ha sido criticada por partidos opositores y organizaciones de derechos humanos por otorgar poderes policiales a un cuerpo con poca formación en seguridad.

El principal partido opositor, el socialdemócrata CHP, ha acusado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de querer crear una "milicia" leal a su partido.

"Turquía tiene tradición de guardias nocturnos que protegen el barrio, pero esta ley trata de dar poder a una fuerza militar armada de Erdogan", señaló a Efe Yildirim Kaya, vicepresidente del CHP.

"Si armas a estas personas sin educación y las dejas salir a la calle, verás escenas similares a las de (George) Floyd en Estados Unidos", añadió en referencia a la reciente muerte de un joven afroamericano a manos de la policía, que ha desencadenado una inédita ola de protestas dentro y fuera del país.

La oposición también ha criticado que el Gobierno no ha dejado claro cuál es el proceso para reclutar a nuevos vigilantes nocturnos.

La elección de los guardianes vecinales ya generó controversia en febrero de este año, cuando uno de ellos disparó a una persona durante un control de carnés de identidad en el sureste de Turquía.

(c) Agencia EFE