Turquía anuncia restricciones más severas por el coronavirus

SUZAN FRASER
·2  min de lectura
Un camarero sirve a comensales que disfrutan su cena en recintos especialmente construidos para garantizar el distanciamiento social como forma de combatir el coronavirus en un restaurante en Estambul el lunes, 12 de abril del 2021. (AP Foto/Emrah Gurel)

ANKARA (AP) — El presidente de Turquía anunció el martes un confinamiento parcial durante las primeras dos semanas del mes musulmán de Ramadán para reducir las infecciones de coronavirus, en momentos en que el número de casos alcanzó un nivel récord.

En un discurso televisado tras una reunión del gabinete, el presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que el gobierno iba a reimponer las prohibiciones de viajes ente ciudades, el uso del transporte público a personas mayores de 65 y menores de 18 años, reajustar los horarios de trabajo en el sector público, cerrar las instalaciones deportivas y de esparcimiento y expandir los toques de queda nocturnos.

Las escuelas regresarán a la educación remota, aparte de las clases preparatorias para exámenes de ingreso a secundaria y la universidad. Las bodas, fiestas de anuncio de compromiso y otras reuniones de muchedumbres quedan prohibidas hasta después del feriado de Eid, dijo Erdogan. El presidente enfatizó que tampoco se permitirán cenas atestadas de Iftar, o de final de ayuno del Ramadán.

El martes, el Ministerio de Salud reportó 59.187 nuevas infecciones en un día, el mayor total desde el inicio de la pandemia en Turquía. También reportó 273 muertes.

Turquía está ahora entre los países más afectados por la pandemia. Los totales de infecciones diarias han subido más de cinco veces desde marzo y también ha aumentado el número de pacientes gravemente enfermos con COVID-19. Turquía ha reportado más de 34.000 muertes por el virus, pero al igual que muchos otros países, los expertos dicen que esas cifras oficiales son estimados bajos del saldo.

Erdogan dijo que el aumento de los números de casos y muertes motivó la imposición de las medidas, aunque afirmó que la situación “no está afectando nuestro sistema de salud”. Pero profesionales de salud en Turquía disputan esa afirmación.