Turquía anuncia la firma inminente de un acuerdo para reabrir los puertos ucranianos

·5  min de lectura

22 jul (Reuters) - Rusia y Ucrania firmarán el viernes un acuerdo para reabrir los puertos ucranianos del mar Negro a las exportaciones de grano, según ha anunciado Turquía, lo que aumenta las esperanzas de que pueda aliviarse la crisis alimentaria internacional provocada por la invasión rusa de su país vecino.

Ucrania y Rusia, que se encuentran entre los mayores exportadores de alimentos del mundo, no confirmaron inmediatamente el anuncio realizado el jueves por la oficina de la presidencia turca. Sin embargo, en un discurso grabado en vídeo a última hora de la noche, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski insinuó que los puertos del mar Negro de su país podrían desbloquearse pronto.

El bloqueo del mar Negro por parte de la flota rusa ha reducido los suministros a los mercados de todo el mundo y ha disparado los precios del grano desde que el presidente ruso Vladimir Putin ordenó la entrada de tropas en la vecina Ucrania el 24 de febrero.

Los detalles completos del acuerdo no se hicieron públicos de inmediato. El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, viajará a Turquía, dijo un portavoz de la ONU. La firma del acuerdo está prevista para el viernes a la 13:30 GMT, según la oficina del presidente turco Tayyip Erdogan.

Zelenski, cuyo discurso se centró principalmente en el potencial de las fuerzas ucranianas para lograr avances en el campo de batalla, dijo: "Y mañana también esperamos noticias para nuestro Estado desde Turquía: respecto al desbloqueo de nuestros puertos".

SANCIONES

Moscú ha negado su responsabilidad en el empeoramiento de la crisis alimentaria, y culpa en cambio al efecto de las sanciones occidentales por frenar sus propias exportaciones de alimentos y fertilizantes y a Ucrania por minar sus puertos del mar Negro.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, dijo que Washington se centrará en responsabilizar a Moscú del cumplimiento del acuerdo.

Las Naciones Unidas y Turquía han estado trabajando durante dos meses para negociar lo que Guterres denominó un "paquete" de acuerdos: reanudar las exportaciones de grano de Ucrania al mar Negro y facilitar los envíos de grano y fertilizantes de Rusia.

Rusia dijo el jueves que la última ronda de sanciones de la Unión Europea tendría "consecuencias devastadoras" para la seguridad y partes de la economía mundial.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, dijo en un comunicado que el bloque de 27 países propuso suavizar algunas de las sanciones anteriores en un intento de salvaguardar la seguridad alimentaria mundial. Moscú espera que esto cree las condiciones para la exportación sin trabas de grano y fertilizantes.

CAMPO DE BATALLA

Zelenski se reunió el jueves con altos mandos para discutir el suministro de armas y la intensificación de los ataques contra los rusos.

"(Acordamos) que nuestras fuerzas tienen un gran potencial para avanzar en el campo de batalla e infligir nuevas pérdidas significativas a los ocupantes", dijo Zelenski en su discurso por vídeo.

Ucrania ha acusado a Rusia de intensificar los ataques con misiles contra ciudades en las últimas semanas para aterrorizar a su población. Moscú niega haber atacado a civiles y dice que todos sus objetivos son militares.

Kiev espera que las armas occidentales, especialmente los misiles de mayor alcance, como el sistema de misiles de artillería de alta movilidad de Estados Unidos (conocidos por como HIMARS), le permitan contraatacar y recuperar el territorio perdido en la invasión.

No se han producido grandes avances en el frente desde que las fuerzas rusas se apoderaron de las dos últimas ciudades ucranianas en la provincia oriental de Luhansk en las batallas de finales de junio y principios de julio. Las fuerzas rusas también están centradas en la vecina provincia de Donetsk.

Rusia pretende hacerse con la totalidad de Donetsk y Luhansk en nombre de sus aliados separatistas.

Las fuerzas ucranianas bombardearon el viernes por la mañana la ciudad oriental de Donetsk, controlada por Rusia, informó la agencia de noticias estatal rusa TASS, basándose en la información de a la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD). Las tropas ucranianas también habían destruido puentes antes de retirarse de Lisichansk, lo que está impidiendo la entrega de alimentos, dijo el alcalde en funciones de la ciudad, Andrei Skori, a TASS.

Rusia se hizo con el control de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur del país, hace dos meses, tras una brutal batalla que mató a miles de personas y obligó a cientos de miles a huir.

Los que se quedaron atrás se enfrentan ahora a una nueva batalla: cómo sobrevivir sin suministros de agua o alcantarillado que funcione en la ciudad, donde cerca del 90% de los edificios fueron destruidos, y donde la basura y los restos humanos se pudren entre los escombros bajo el calor del verano.

"Se enciende un fuego, se cocina la comida, el desayuno para los niños", dijo un residente a Reuters. "Por la tarde vas a buscar algún trabajo o a buscar tu ración seca para dar de cenar a los niños. Es el día de la marmota, como se dice: te levantas y siempre es lo mismo".

Rusia calificó su invasión de "operación militar especial" para librar a Ucrania de los fascistas, una afirmación que según el Gobierno ucraniano y sus aliados occidentales era un pretexto sin fundamento para una guerra no provocada.

(Información de las oficinas de Reuters; redacción de Grant McCool; edición de Cynthia Osterman y Stephen Coates; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.