Turquía afirma haber causado 20 bajas a las milicias kurdas en el norte de Siria

Agencia EFE
·2  min de lectura

Estambul, 28 dic (EFE).- El Ministerio de Defensa turco ha afirmado este lunes haber causado veinte bajas a las milicias kurdas Unidades de Defensa del Pueblo (YPG) en el noreste de Siria, en una franja que Turquía controla desde que lanzó la operación "Fuente de paz" en otoño de 2019.

"En una exitosa intervención, nuestros comandos han neutralizado a 20 terroristas del PKK/YPG que intentaban infiltrarse desde el sur en la región" delimitada por la operación "Fuente de paz", indica el Ministerio en un mensaje publicado en la red social Twitter.

Ayer, domingo, había informado en términos idénticos sobre la "neutralización" de 15 miembros del YPG, la milicia kurdosiria que Ankara considera una rama local del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía considerada terrorista también por la Unión Europea y EEUU.

Turquía utiliza el término "neutralizar" para definir las bajas enemigas, pero sin especificar si son muertos, heridos o prisioneros.

El Ministerio no precisó la ubicación de los combates en la zona, una franja de unos 150 kilómetros de largo y 30 de ancho al sur de las ciudades sirias de Tel Abiad y Ras al Ain, pero la administración kurda del noreste de Siria lleva semanas informando de combates alrededor de Ain Issa, al sur de Tel Abiad.

Esta localidad se ubica en la estratégica autovía M4 y se halla justo fuera del límite de la franja de 30 kilómetros bajo control turco, acordado en 2019 por negociaciones entre Turquía y Rusia.

El 20 de diciembre pasado, el llamado Ejército Nacional Sirio (ENS), una agrupación de milicias respaldadas por Turquía, anunció oficialmente una ofensiva contra Ain Issa.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por las YPG kurdas, han denunciado desde entonces frecuentes incursiones de combatientes del ENS con apoyo de la artillería turca.

Ain Issa está bajo control de las FSD, pero cuenta con presencia militar rusa, acorde al pacto concluido el año pasado entre las fuerzas kurdas, Damasco y Moscú, por el que se frenó la ofensiva turca en el noreste de Siria.

(c) Agencia EFE