Turista brasileño muere aplastado por bloque de hielo en cueva de Patagonia argentina

BUENOS AIRES, 3 nov (Reuters) - Un turista brasileño de 40 años murió en las afueras de la ciudad de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, luego de recibir el impacto de un bloque de hielo que se desprendió del techo de una cueva en la que estaba prohibido ingresar, dijeron el jueves las autoridades.

El accidente ocurrió el miércoles por la tarde en la "Cueva de Jimbo", una formación ubicada en una zona de glaciares dentro del Parque Nacional Tierra del Fuego, en las afueras de Ushuaia, una ciudad turística conocida como la más austral del mundo, a unos 3.070 kilómetros de Buenos Aires.

El desprendimiento de hielo fue registrado por la cámara de uno de los siete turistas que se acercaron a la cueva, donde se ven imágenes impactantes del momento en que un trozo de hielo se desprende y cae sobre el hombre.

"En el momento de hacer la excursión el hombre de unos 40 años no contaba con pasaporte, ni documento de identidad. Estaba viajando solo, por los dichos de los otros turistas que caminaban por la zona", dijo a Reuters por teléfono el sargento primero Cristian Armani, de la oficina de Información Institucional de la Policía de la provincia de Tierra del Fuego.

Armani contó que el miércoles por la tarde recibieron el llamado de otro turista alertando sobre el accidente y que inmediatamente intervino un equipo de rescatistas que encontró muerto al hombre y lo retiró del lugar.

El hombre, que aún no pudo ser identificado, viajaba solo en una motorhome con su perro y no tenía relación con el grupo de turistas que decidió seguir por el sendero, que cuenta con carteles que prohíben el ingreso por su peligrosidad.

"La Cueva de Jimbo está al pie del glaciar, está formada de manera natural, erosionada por el deshielo y el viento, con mezcla de hielo y roca, y por las distintas temperaturas va teniendo deshielos naturales. Está prohibido ingresar porque desde el techo caen hielo y roca", agregó.

Las autoridades locales están haciendo una autopsia del cuerpo y trabajando con sus pares internacionales para identificar al hombre fallecido y ubicar a sus familiares.

(Reporte de Lucila Sigal; Editado por Nicolás Misculin)