Turismo y vacunas: Florida eliminó la prueba de residencia como requisito para inocularse

·2  min de lectura
Los argentinos siguen llegando a Miami para vacunarse
Los argentinos siguen llegando a Miami para vacunarse

MIAMI.— Desde ayer, quedó anulada la orden firmada el 21 de enero por el Médico General de Florida, Scott Rivkees, que exigía tener un documento de identidad local o en su defecto dos pruebas de residencia para vacunarse. En cambio, la orden afirma ahora que “hasta próximo aviso, las personas que administran la vacuna deben proveerla a cualquier persona que está presente en Florida prestando bienes o servicios para beneficio de sus residentes y visitantes del Estado”.

La definición de quien presta bienes o servicios es vaga, confusa, y no hay nada que pueda exigirse como prueba. En la práctica, es casi una invitación a inocularse a todo aquel que visite el estado. Ya hay incluso sitios que están vacunando sin ningún tipo de requisito. Por ejemplo, el Hard Rock Stadium, Tropical Park, Helen Miller Center, Overtown Youth Center, y Miami Jade College North Campus. Todos ellos no requieren sacar turno y están abiertos los siete días de la semana.

Covid-19. En la Provincia entregan cuadernillos con contenido político en algunos vacunatorios

Algunos sitios son exclusivamente drive thru. Quien llega presenta su identificación, y es designado a una de las decenas de carpas que se ubican en la calle y se clasifican por número. En el parabrisas del vehículo, el empleado del parque escribe con un marcador el número de la carpa asignada. Una vez en ese sitio, y tras la vacunación, en el vidrio de atrás se le anota el horario en que puede salir del parque, 15 minutos después. Los autos continúan andando despacio y a lo largo del recorrido, hay personal que va preguntando con el pulgar arriba si los vacunados se sienten bien. Incluso hay un cartel que indica: “si tiene alguna reacción o se siente mal, toque la bocina”. Una vez que los autos llegan a la puerta del parque, una persona comprueba que sea la hora permitida para que abandonar el predio.

Los argentinos, en tanto, siguen llegando a Miami para vacunarse. “Los aviones vienen llenos”, contó días atrás a LA NACION Marcelo Bottini, director regional de Aerolíneas Argentinas en Estados Unidos. Si bien la frecuencia de vuelos está reducida respecto de épocas normales, todos los días hay conexión entre Buenos Aires y Miami. Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, tiene cinco conexiones semanales con Buenos Aires. El precio promedio del pasaje ronda los 1500 dólares y llega a los 2500.

Florida ahora lucha contra otra corriente: la de los antivacuna. La demanda ha decrecido tanto que incluso supermercados como Winn Dixie ya tienen disponibilidad sin cita previa. Las mayoría de las vacunas que se están suministrando en este momento son las segundas dosis de la última fase, cuando se abrió a personas mayores a 18 años. Sin embargo, más de la mitad de la población aún no ha pisado un vacunatorio.