Turismo y vacunas: son argentinos, viajaron a Miami por descanso y aprovecharon a inocularse gratis

Lucila Marti Garro
·7  min de lectura
Si bien la frecuencia de vuelos está reducida respecto de épocas normales, todos los días hay conexión entre Buenos Aires y Miami
Si bien la frecuencia de vuelos está reducida respecto de épocas normales, todos los días hay conexión entre Buenos Aires y Miami

MIAMI.– Con el 40% de la población de todo el estado vacunada con al menos una dosis, la amplia disponibilidad de vacunas hace que los requisitos para obtenerla sean cada vez más flexibles. Sin embargo, en los papeles aún sigue vigente desde el 21 de enero el Aviso de Salud Pública que da prioridad a las inmunizaciones para los residentes del estado de Florida, emitida tras la polémica generada por algunas personalidades del ambiente artístico que llegaron de turistas a inocularse.

Paola Duarte aterrizó en Miami el 20 de marzo proveniente de la Argentina para tomarse unas vacaciones con su familia y terminó vacunándose, de forma gratuita, sin siquiera presentar un pasaporte. “Fuimos de vacaciones y la primera parada fue Orlando. En esos días nos enteramos que había argentinos que se estaban vacunando, si bien no fuimos con ese objetivo. El 23 de marzo, estando en Orlando, ingresé a la página de la farmacia CVS y vimos que había lugares con disponibilidad. Completamos un formulario con requisitos, me pidieron un domicilio (puse el del hotel), mi teléfono y mi email para la confirmación. A los cinco minutos me llegó a mi casilla el turno para dos días después. Era un pueblo cerca de Orlando llamado Palatka. Al llegar nos chequearon los datos que teníamos en sistema. Se nos había traspapelado el pasaporte en el hotel, de manera que mi marido presentó el DNI de la Argentina y yo mostré la licencia de conducir”, relata.

Santa Teresa: el paradisíaco pueblo de Costa Rica que los argentinos eligen para vivir

Una semana después se embarcó en el vuelo de regreso a la Argentina, aunque ya tenían asignado el turno para la segunda dosis. Paola regresó a Miami. Tenía que presentarse el 15 de abril en Palatka. Para evitar el viaje, el día anterior hizo el intento en el Hard Rock Stadium de Miami. “Hicimos tres horas de cola en el auto, chequearon los datos filiatorios, y una vez que pasamos ese control, nos vacunamos con la segunda dosis de Pfizer”, remata.

Vacunación en una farmacia CVS
Vacunación en una farmacia CVS


Vacunación en una farmacia CVS

Rodrigo S. se vacunó en Walgreens y asegura que, al volver, la pregunta del millón entre amigos fue cómo lo hizo. “Fuimos a Walgreens, estaba la ventanilla donde decían que vacunaban. Eran las 19.30. Le dijimos la verdad, que éramos turistas argentinos, que no teníamos residencia en EE.UU., pero que nos habían dicho que hay un horario en el que las vacunas que sobran las aplican sin requisitos de residencia. La persona que nos atendió nos dijo que era cierto, pero que quien vacunaba ya se había ido, que volviéramos a las 17.30 que es cuando terminan con el último turno. Así fue como nos dimos la primera dosis de Pfizer”, rememora. Rodrigo está analizando si viajar para la segunda aplicación, ya que tiene su cita agendada.

Situaciones similares se viven en otros estados. LA NACION tomó contacto con personas que lograron vacunarse en Georgia, Louisiana y Houston. A su vez, la directora del Departamento de Servicios de Salud de Arizona, Cara Christ, dijo a la cadena Kold News 13 que las personas que viven fuera del país y se encuentran en Arizona pueden recibir la vacuna. El Departamento de Estado de Texas aclara incluso en su página web que no hay requerimiento de residencia.

La puerta del Markham Park, en Miami
La puerta del Markham Park, en Miami


La puerta del Markham Park, en Miami

Si bien la frecuencia de vuelos está reducida respecto de épocas normales, todos los días hay conexión entre Buenos Aires y Miami. American Airlines tiene un vuelo diario (y uno semanal a Dallas), mientras que Aerolíneas Argentinas tiene cinco por semana. Delta y United también cuentan con algunas frecuencias. El precio promedio del pasaje ronda los 1500 dólares y llega a los 2500.

Alejandra Valdivia es chilena y llegó de turista a mediados de abril. Se metió en la página web de Florida y encontró un turno en una farmacia CVS de Palm Springs. “En la página de CVS me pedía un número de teléfono de Estados Unidos y yo había sacado una línea. Al llegar el día de mi cita, me preguntaron si tenía seguro y les dije que no. Ni siquiera llevé el pasaporte, llevé mi carnet de identidad chileno, simplemente lo mostré cuando me preguntaron el nombre. Esperé 30 minutos para vacunarme y luego me dieron cita para la segunda dosis”, cuenta.

Requisitos

Pero Clara R., de Rosario, a principios de abril no tuvo esa suerte. “Intentamos en un montón de lugares. Primero por ese dicho de que en los supermercados Publix a la tardecita están las que sobran. Fuimos a varios. Nos decían que había que anotarse y que si sobraban se la ponían a los empleados de Publix. Probamos en Coral Gables, Downtown y Hollywood. Nos rebotaron en los tres. Luego googleé cuáles son los sitios de vacunación sin cita. Fui al Overtown Youth Center, que quedaba cerca del Design District. Un chico muy amable me dijo ‘Dame lo que sea, cualquier cosa hasta un resumen bancario, un contrato’. Estaba dispuesto a vacunarnos, pero siempre algo requerían y yo no tenía. No había nadie, ya estaban cerrando. Lo intenté por mi mamá, ya que no era mi prioridad vacunarme. Finalmente el día antes de volver a la Argentina pudimos vacunarnos en un lugar más alejado de Miami. No era turístico para nada, y no había cola”, explica.

En el Markham Park se vacuna en 60 carpas al mismo tiempo
En el Markham Park se vacuna en 60 carpas al mismo tiempo


En el Markham Park se vacuna en 60 carpas al mismo tiempo

Esta periodista también hizo la prueba: en un Walmart de Pembroke Pines anunciaban por altoparlante que quien quisiera vacunarse con Moderna podía pasar por la farmacia sin necesidad de sacar turno. Me acerqué y expliqué que un amigo estaría llegando de vacaciones, que no es residente ni tiene prueba de residencia alguna. El hombre dio unos pasos hacia atrás y preguntó a su supervisor. “¿Se va a quedar para la segunda dosis?”, me consultó desde el fondo, a lo que contesté que sí. “Entonces que venga con el pasaporte”, contestó el farmacéutico.

Martín G. también tuvo experiencias variadas. “Está todo sin regulación. Yo fui dos veces a un lugar donde me habían rebotado. La tercera oportunidad, en vez de ir a la mesa de entrada fui al lugar donde te dan la vacuna. Y lo logré. Creo que la clave es saber a qué hora ir, tipo 17, y quién te atiende –aporta–. Tenés que tener el tiempo para ir un día tras otro”, explica.

Mariela L. confiesa que llegó a Miami exclusivamente a vacunarse, ya que tuvo cáncer y estaba asustada por la posibilidad de contraer coronavirus. Tomó un turno online desde la Argentina en el sitio myvaccine.fl.gov a principios de abril para recibir su dosis en el Markham Park, a 20 minutos del aeropuerto de Fort Lauderdale, al día siguiente de aterrizar. “Sabía que un contrato de alquiler es prueba suficiente, aunque estaba nerviosa porque no contaba con una segunda prueba de residencia. Alquilé un departamento por un mes y, si bien es renta temporaria, pedí que me hicieran un contrato. Solo con ese comprobante donde figuraba un domicilio, junto con mi pasaporte, me vacunaron”, explica, y agrega que la semana próxima tendrá su segunda dosis.

En el Miami Dade College, vacuna Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)
En el Miami Dade College, vacuna Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)


En el Miami Dade College, vacuna Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)

Según indica la disposición de Florida, quienes no tengan una identificación del estado pueden presentar dos pruebas de residencia, como ser un título de propiedad o contrato de alquiler; un servicio público con no menos de dos meses de antigüedad; una carta de una institución financiera o de una agencia del gobierno federal; o una carta de un padre, hijo o tutor legal que acredite que la persona está viviendo en su casa. Hace poco más de un mes atrás, era suficiente una sola prueba de residencia. La experiencia dice que cada vez más turistas logran inocularse gratuitamente sin prueba alguna.

Elefante Azul: la trágica historia detrás del imponente edificio abandonado en Saavedra

Los sitios privados como farmacias o supermercados suelen ser menos exigentes en los requisitos que aquellos sitios estatales de vacunación.

Mónica Turano es residente en Miami y trabaja en salud. Asegura que muchos de los que lograron vacunarse lo hicieron en las farmacias CVS, Walgreens o en los supermercados Publix.

“Ellos tienen cierta cantidad de vacunas y les dan a las 100 primeras que llegan a dársela. No piden nada. No conozco a nadie que los hayan rechazado. La realidad es que no informan que se puede vacunar a los no residentes para que no venga todo el mundo. Pero acá ya estamos en la fase que vacunan a mayores de 16. Ya hemos pasado todas las fases”, remata.