Turismo en México se reactiva más rápido por nulo apoyo del gobierno

·2  min de lectura

CANCÚN, QR., abril 26 (EL UNIVERSAL).- uintana Roo.- De manera paradójica, las empresas del sector turístico se recuperan más rápido en México que en otras naciones, debido a la estrategia del gobierno federal de cero apoyos, dijo Alejandro Zozaya, presidente del Consejo de Administración de Apple Leisure Group (ALG).

"Irónicamente, los gobiernos que ayudaron mucho a las empresas durante la crisis, que empezaron a inyectar recursos para pagar la nómina, para no pagar impuestos, para todo eso, durante este periodo, pues resulta que había menos prisa para abrir, (ya que) la gente empezó a cobrar los seguros, las ayudas, etcétera".

"(En cambio) los países donde tuvimos cero apoyos del gobierno federal, en donde no se nos dio ninguna pausa, ninguna tregua, para el pago de impuestos, ni diferir, ni nada de estas cosas, pues no nos quedaba de otra más que ponernos a trabajar inmediatamente y reabrir. El sentido de urgencia es mucho mayor cuando te cuesta más", explicó el empresario hotelero en el primer día de actividades de la cumbre mundial del WTTC, la cual se celebra por primera vez en territorio mexicano.

Sin embargo, dijo que las aerolíneas sí necesitan apoyos financieros por parte del gobierno federal, pues enfrentan una situación más difícil.

Zozaya dio a conocer que el grupo de encabeza reactivó sus proyectos de construcción de hoteles en México por un monto de mil millones de dólares, lo que detonó la construcción de 3 mil habitaciones, mismas que se habían visto afectadas por la irrupción del Covid-19.

"Se pausaron algunas y claro que sigue habiendo pausa, dado que tenemos el problema de los bancos y todo el financiamiento. Ese es un tema importante de los bancos y lo entiendo, se ha bajado la velocidad, sin embargo, se está reactivando en este momento, estamos ya retomando los proyectos para poder abrir, continuar los hoteles que tenemos en construcción y que tenemos en proceso", comentó.

Desde su punto de vista, la gente quiere viajar y está gastando más en experiencias, que en bienes, y confió en que el nivel de integración y cooperación entre las naciones crezca, especialmente de aquellas que dependen más del turismo.