Turf: Miriñaque corrió bien, pero se quedó al final y terminó séptimo en la gran cita de Arabia Saudita

LA NACION
·2  min de lectura

La actuación de Miriñaque, que finalizó séptimo en The Red Sea Turf Handicap (3000 m-2,5 millones de dólares en premios) en King Abdulaziz Racecourse, el hipódromo de Riad, debe ser analizada con los reparos de su derrotero internacional, en Estados Unidos y en Arabia Saudita, aunque pareciera que siempre debe haber reparos en sus carreras, desde que se despidió de la Argentina este ganador del Nacional. O la distancia, o la pista, o los trazados.

Pero este sábado, con Gustavo Calvente, que lo montaba por primera vez, su performance fue más que digna. Fue muy buena. Si ilusionó la imagen de la transmisión original que llegaba desde el escenario de la Saudi Cup, cuando Miriñaque, que nunca pudo estar más adentro que la tercera línea en el desarrollo, buscó más afuera, animado por un jinete que sin dudas sentía que el tordillo podía arrimar, hubo una toma que la TV mostró luego, desde adentro, que si uno la veía en tiempo real le habría gritado todo su aliento al caballo argentino atravesando la pantalla. Miriñaque aparecía cuarto, ya a media cancha, con buena acción.

Leyenda: se retiró Dan Carter, el mejor apertura de toodos los tiempos

Sin embargo, después, caballos más frescos, europeos que trabajan la táctica en estas carreras de fondo y en césped ("sus oficinas" en el calendario del Viejo Continente), postergaron a Miriñaque, que aún así cruzó el disco a cuatro cuerpos y medio del ganador, el caballo irlandés Gifts of Gold, que pertenece a Godolphin, la caballeriza real de Dubai, dirigido por Pat Cosgrave y entrenado por Saeed bin Suror.

El tordillo argentino resultó 7º en los 3000 metros del hipódromo King Abdulaziz, en Riad, a 6 y 1/2 cuerpos del ganador, el irlandés Gifts of Gold

Luego, Calvente declaró en la transmisión de la televisión de San Isidro. "Estoy muy feliz con la carrera de Miriñaque. Hizo una gran carrera contra los mejores del mundo en la distancia. Les agradezco a los argentinos, que estuvieron alentando. Respondió a la fe que le teníamos, demostró que está a la altura. Buscaremos el desquite, en el turf siempre hay desquite".

El handicap completo, con Miriñaque como protagonista

La tarde fresca obró el milagro de la lluvia en el desierto. Lo del caballo del stud Parque Patricios, por el que se desvelan, sufren y gozan sus propietarios, entre ellos el ex presidente de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual, y Tatino Ibáñez, no habría llegado a aquel estatus, porque siempre que puede hace quedar bien a los burreros argentinos con su entrega.

La Copa Saudí