Tras el tuit de apoyo, gestos de distensión entre Elisa Carrió y Mauricio Macri

Daniel Santa Cruz
·3  min de lectura

"Agradezco muchísimo el tuit de Mauricio Macrisobre todo porque él sabe muy bien que soy enemiga pública y privada de Silvia Majdalani". Así respondió Elisa Carrió la consulta de LA NACION respecto del gesto solidario que tuvo el expresidente ayer cuando en su cuenta de Twitter publicó: "Una vez más vemos que Cristina y sus abogados persiguen judicialmente a opositores. Ahora a Lilita, que con valentía se atrevió a denunciar actos de corrupción y a quien acompaño y respaldo".

El tuit de Macri estaba relacionado con la noticia que se conoció ayer por la mañana sobre el pedido de Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, dos abogados cercanos a la vicepresidenta, para que la exdiputada sea citada a prestar declaración indagatoria en la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal desplegadas desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante su gobierno.

Este pedido provocó una catarata de expresiones solidarias con Carrió de parte de integrantes de la Coalición Cívica y de otros dirigentes de Juntos por el Cambio, como Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

"Tanto en lo personal como en lo político, los dos creemos en la sinceridad y en el afecto", señaló Mauricio Macri a sus allegados, según comentaron a LA NACION, para argumentar la razón de su tuit. Y agregó: "Este afecto ha sido probado varias veces en situaciones difíciles y así seguiremos. Hoy con Carrió compartimos una mirada estratégica, más allá de los matices tácticos, que es la de ponerle un freno a Cristina Kirchner que vive tensionando las instituciones".

Respecto del pedido de indagatoria, como suele hacer Carrió en estos casos, respondió con humor, intentando relativizar la preocupación que genera la situación: "Se está armando un grupo de mujeres para ir a tomar el té conmigo a Ezeiza, así que ya estoy comenzando el diseño de ropa rayada con mi marca By Carrio", bromeó.

¿Un gesto con gusto a acercamiento?

Tanto cerca de Macri como de Carrió, algunos vieron en el gesto de Macri una intención de acercamiento tras su conocida pelea con Lilita. Sin embargo, hasta ahora, solo se trató de una señal política. De todos modos, fue ponderado como una demostración de fuerza y de unidad del espacio.

"Nunca estuvo en riesgo la unidad de Juntos por el Cambio", señaló Hernán Lombardi. "Además, Macri y Carrió siempre trabajaran por fortalecer esa unidad", agregó el exministro, hoy colaborador estrecho de Mauricio Macri.

"Carrió agradeció el gesto, pero aún no habló con Macri", dijo a LA NACION el legislador Facundo Del Gaiso, hombre muy cercano a Lilita.

"Fue bien recibido el gesto solidario de Macri. Demuestra que la unidad de Juntos por el Cambio está encima de todo y garantizada", dijo Maximiliano Ferraro, presidente de Bloque de Diputados de la Coalición Cívica.

"La cuestión política está muy bien, el enojo de Lilita fue personal porque Macri dijo que ella solo servía para denunciar, olvidando a alguien que fue cuatro veces candidata a presidenta y armó un partido con mucho protagonismo", dijo Paula Olivetto. Y agregó: "Por supuesto que en las relaciones personales podés alejarte, pero también se puede recuperar el diálogo. Pero es entre ellos dos. La cuestión política está bien".

Oliveto fue una de las más duras para responder públicamente ante el pedido de indagatoria a Carrió de parte de los abogados cercanos a la vicepresidenta "Cristina quiere presa a Elisa Carrió. Es la venganza por denunciar el robo y la impunidad en la Argentina. Lilita está sin fueros preparada para poner el cuerpo una vez más", dijo.

Cerca de ambos dirigentes evitan la palabra reconciliación, pero no eluden hablar de acercamiento y hasta creen posible que, en las próximas horas, Macri y Carrió tengan una comunicación directa.