Tudor consigue suspensión para evitar incomunicación y deportación

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- Florian Tudor, identificado como líder de la mafia rumana, consiguió una suspensión para evitar su incomunicación, deportación, expulsión y/o extradición.

A través de un nuevo amparo, el extranjero consiguió una suspensión por parte del Juez Segundo de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México para evitar ser víctima de actos prohibidos por la Constitución.

"Se concede a Florian Tudor, la suspensión de plano respecto de los actos consistentes en la incomunicación, deportación, expulsión en calidad de extranjero y/o extradición, así como por cualquier otros de los prohibidos por el artículo 22 constitucional, para el efecto de que las autoridades responsables de manera inmediata no se ejecuten, los hagan cesar o, en su caso, se abstengan de llevarlos a cabo; por lo que para su debido cumplimiento, las autoridades responsables, bajo su más estricta responsabilidad, de inmediato deberán abstenerse de llevar a cabo los citados actos contra el impetrante", señaló el juez Antonio González García.

Este es el segundo amparo que Tudor tramita para evitar su extradición pues la semana pasada, luego de ser detenido para iniciar con este procedimiento por el que es requerido en Rumania, el juez Décimo de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México le concedió una suspensión de plano para evitar su entrega a las autoridades rumanas.

El juez se declaró incompetente y el expediente fue enviado al Juzgado Segundo de Distrito de Amparo en materia Penal quien este lunes aceptó la competencia y espera a que Tudor ratifique su demanda para pronunciarse sobre la suspensión de plano que le fue concedida.

Mientras tanto, el rumano mantiene vigentes ambas medidas a su favor.