Trump considerará ingreso a EEUU de limones argentinos

Por LUIS ALONSO LUGO
1 / 4
El presidente Donald Trump estrecha la mano con el presidente argentino Mauricio Macri fuera del ala oeste de la Casa Blanca en Washington, el jueves 27 de abril de 2017. (AP Foto/Pablo Martínez Monsiváis)

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump y su par de Argentina, Mauricio Macri, avanzaron el jueves en la resolución de la veda al ingreso de limones argentinos a Estados Unidos y acordaron “trabajar estrechamente” para preservar las instituciones democráticas en Venezuela.

A su vez, Trump manifestó que lanzará en mayo un programa que facilitará el ingreso de viajeros argentinos a su país y entregó documentos desclasificados sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar argentina de 1976 a 1983.

Trump también dijo que “considerará seriamente” el acceso de los cítricos argentinos al mercado estadounidense. “Creo que tendremos una disposición muy favorable”, agregó a reporteros mientras recibía a Macri en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Después de una veda de 16 años, el presidente Barack Obama autorizó en diciembre que Argentina volviera al mercado estadounidense de limones frescos, pero el gusto le duró poco: un mes después, el gobierno de Trump de nuevo le cerró la puerta.

Una declaración conjunta de ambos mandatarios difundida por la cancillería argentina señaló que “los presidentes instruyeron a sus gabinetes para que tracen de manera expeditiva un camino hacia la resolución de cuestiones agrícolas bilaterales”. Asimismo “expresaron su deseo de ver un crecimiento significativo futuro en el comercio bilateral de productos agrícolas e industriales”.

“Es un momento maravilloso para que trabajemos definitivamente juntos”, dijo el jefe de Estado argentino. “En muchos campos tenemos mucho para construir en conjunto entre ambos países y apostamos a esa relación inteligente de mutuo beneficio”.

Macri relató posteriormente en el Center for Strategic International Studies que su visita a la Casa Blanca fue “maravillosa" y agregó: "Encontré un ambiente muy amigable. Fue una buena reunión. El equipo entero nos recibió para almorzar. Abordamos muchos temas. Ellos estuvieron dispuestos a encontrar soluciones", indicó.

Trump y Macri sostuvieron su reunión un día después de que Venezuela anunciara su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA). Los dos mandatarios han sido muy críticos con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Trump señaló a reporteros que “Venezuela es un desastre. Estoy muy triste por Venezuela. Estoy muy triste de ver lo que ha pasado en Venezuela”.

En la declaración conjunta, ambos mandatarios manifestaron “su fuerte preocupación por la deteriorada situación” en ese país y acordaron trabajar en conjunto para preservar sus instituciones.

Durante la conferencia posterior, Macri agregó que los gobiernos de la región necesitan seguir exigiendo la celebración de elecciones y la liberación de presos políticos en Venezuela.

El presidente argentino abordó la crisis venezolana nuevamente al reunirse la tarde del jueves con el liderazgo bipartidista del congreso estadounidense. “Tuvimos una reunión productiva sobre trabajar juntos en una amplia variedad de temas, especialmente en energía y ciberseguridad, y abordando los problemas actuales en Venezuela”, dijo al respecto el presidente del Congreso, Paul Ryan.

Según el comunicado de la cancillería argentina, en mayo entrará en vigencia el Programa Global Entry de Pasajeros Confiables que hará más expeditiva la entrada a Estados Unidos de argentinos de bajo riesgo.

Por otro lado, los documentos entregados por Trump relacionados con los crímenes cometidos por el último régimen de facto argentino se sumaron a la serie de archivos de la CIA y de otras agencias oficiales desclasificados por Washington a fines de 2016 como parte del compromiso que asumió Obama con Macri durante su visita a Argentina en marzo de ese año.

Trump anunció que también le prometió a Macri incrementar la cooperación para combatir el narcotráfico, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Además, adelantó la creación de un grupo de trabajo bilateral sobre seguridad en internet.

Macri es el segundo mandatario latinoamericano que visita a Trump después del peruano Pedro Pablo Kuczynski. El colombiano Juan Manuel Santos planea venir en mayo.

Trump y la primera dama Melania Trump recibieron a Macri y su esposa, Juliana Awada, en la entrada de la mansión que da al Jardín Sur.

Los mandatarios tienen una relación personal de su época de empresarios que el argentino espera aprovechar para mejorar las relaciones.

--------

Las corresponsales de AP en Washington Darlene Superville y Jill Colvin y Almudena Calatrava en Buenos Aires colaboraron con este despacho.

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo