Trump veta inversiones de EEUU en compañías militares chinas

JOE McDONALD
·3  min de lectura
Varias personas pasan por delante de un cartel de la empresa tecnológica china Huawei en la PT Expo, en Beijing, el 14 de octubre de 2020. (AP Foto/Mark Schiefelbein)
Varias personas pasan por delante de un cartel de la empresa tecnológica china Huawei en la PT Expo, en Beijing, el 14 de octubre de 2020. (AP Foto/Mark Schiefelbein)

BEIJING (AP) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intensificó un conflicto sobre seguridad y tecnología con China al emitir una orden que prohíbe a los estadounidenses invertir en empresas que, según Washington, son propiedad o están controladas por el ejército chino.

El gobierno chino acusó el viernes a Estados Unidos de usar de forma indebida la seguridad nacional como excusa para obstaculizar la competencia y advirtió que la orden de Trump afectará a su propio país y a otros inversionistas en todo el mundo.

El impacto de la orden del jueves no estuvo claro de inmediato, pero podría aumentar la presión sobre firmas como el gigante de equipos de telecomunicaciones Huawei y el proveedor de videovigilancia Hikvision, que ya enfrentan vetos a las exportaciones y otras sanciones de Estados Unidos.

Esta es la primera gran acción de Trump contra China desde que perdió la reelección frente al demócrata Joe Biden. Economistas y analistas políticos habían dicho que aunque saliese derrotado en las urnas podría tomar más medidas contra Beijing antes de dejar el cargo el 20 de enero.

Los analistas políticos esperan pocos cambios en la política hacia el gigante asiático con la llegada de Biden al gobierno debido a la frustración generalizada con el historial comercial y de derechos humanos chino y las acusaciones de espionaje y robo de tecnología.

El Ministerio de Exteriores chino acusó el viernes a Washington de “reprimir intencionadamente a las empresas chinas con el pretexto de la seguridad nacional" y de violar los principios comerciales.

“El gobierno de Estados Unidos calumnió de forma maliciosa la política de desarrollo de la integración cívico-militar china por motivos políticos y abusó del poder nacional para reprimir irrazonablemente a las empresas chinas", señaló un vocero del departamento, Wang Wenbin.

“Esta iniciativa no solo dañará gravemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, sino que dañará también los intereses de los inversionistas de todos los países, incluyendo de Estados Unidos", añadió Wang.

Según el vocero, Beijing “protegerá con firmeza" los derechos de las empresas chinas, una respuesta habitual del gigante asiático a cambios no deseados en la política estadounidense que no suele resultar en acciones concretas.

Las autoridades de Estados Unidos se quejan que de el gobernante Partido Comunista chino aprovecha el acceso a la tecnología y la inversión estadounidense para expandir su ejército, que es ya uno de los más grandes y más armados del mundo.

La orden del jueves dice que las empresas señaladas tenían como objetivo “respaldar directamente” al aparato militar, de inteligencia y seguridad chino, añadiendo que Beijing “explota a los inversionistas de Estados Unidos" para financiar su desarrollo militar mediante la venta de valores en mercados financieros estadounidenses y extranjeros.

La orden prohíbe que los inversionistas estadounidenses realicen transacciones con valores cotizados en bolsa emitidos por cualquier empresa china designada por el Departamento de Defensa como relacionada con el ala militar del Partido Comunista, el Ejército de Liberación Popular.

El Pentágono había designado ya 31 empresas como propiedad o controladas por el ejército chino. Muchos son contratistas militares o empresas estatales como la telefónica China Telecom Ltd. El listado incluye también a Huawei Technologies Ltd. y Hikvision Digital Technology Co., que dicen ser compañías privadas y niegan estar controladas por el ejército.

La mayoría de estas firmas no cotizan en Estados Unidos, pero muchas venden acciones, bonos y otros valores en mercados fuera del territorio continental chino accesibles para los inversionistas estadounidenses.