Trump separaba familias migrantes mucho antes de que se hiciese oficial en 2018

·4  min de lectura

La administración de Donald Trump estaba separando a familias migrantes meses antes de lo que se pensaba, dice un informe.

Las separaciones se estaban llevando a cabo a lo largo de una parte desolada de la frontera entre Estados Unidos y México como parte de un programa que solo está saliendo a la luz ahora que la administración Biden está revisando los datos del gobierno, informó The Washington Post.

La Patrulla Fronteriza comenzó a instituir protocolos siguiendo la "Iniciativa de Consecuencia Criminal" en Yuma, Arizona en mayo de 2017.

El programa hizo posible procesar a los migrantes que cruzaban la frontera por primera vez, incluidos los padres que fueron separados de sus hijos cuando ingresaron a Estados Unidos.

En algunos casos, los abogados del Departamento de Justicia citaron el programa de la Iniciativa de Consecuencia Penal en el tribunal cuando estaban procesando a los padres migrantes. Los agentes de la Patrulla Fronteriza utilizaron el programa como una justificación para separar familias, según The Post.

Los datos publicados recientemente por el Departamento de Seguridad Nacional muestran que 234 familias fueron separadas entre el 1 de julio y el 21 de diciembre de 2017.

Pero la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. no pudo confirmar en un comunicado que el programa de la Iniciativa de Consecuencias Penales llevó a separaciones.

“El Sector Yuma de la Patrulla Fronteriza llevó a cabo una iniciativa de enjuiciamiento a partir de mayo de 2017”, dijo la agencia. “Sin embargo, la Patrulla Fronteriza no puede vincular definitivamente la iniciativa de enjuiciamiento del sector de Yuma con los 234 casos de separaciones familiares incluidas en el informe de progreso de reunificación familiar del DHS".

Leer más: Biden advierte a Putin sobre ciberataques

Pero debido a que el programa en Yuma comenzó en mayo y los datos sobre separaciones familiares comenzaron en julio, es probable que el número de familias separadas sea mayor, algo que la administración Biden está investigando.

Algunas familias separadas en Yuma hace cuatro años todavía no se han reunido. Algunos padres están desaparecidos después de ser deportados solos. Según datos del gobierno, algunos de los niños separados de sus padres en Yuma tenían apenas 10 meses de edad.

A pesar de que la política oficial de "tolerancia cero" de la administración Trump solo se implementó de abril a junio de 2018, ahora se está haciendo evidente que a lo largo de partes de la frontera, las separaciones familiares comenzaron casi un año antes.

Según el DHS, más de 5 mil 600 familias fueron separadas entre mediados de 2017 y mediados de 2018. Los padres de al menos 22 países y cinco continentes fueron separados de sus hijos. Muchos procedían de Centroamérica, pero algunos también eran del Congo, Kirguistán y Hungría.

Los datos de Yuma fueron identificados por la administración de Biden mientras intenta reunir a las familias que fueron destrozadas. El espacio geográfico donde se separaron las familias es mucho más amplio de lo que se pensaba anteriormente.

La política de separación familiar terminó en junio de 2018 después de una orden judicial. A pesar de tres informes internos y varias audiencias del Congreso, los datos de Yuma no se revelaron hasta el mes pasado.

El entonces fiscal general Jeff Sessions presionó para que se procesara a quienes cruzaban la frontera por primera vez.

La defensora pública del condado de Yuma, Nora Núñez, defendió a muchos padres separados y lo recuerda como “bastante horrible”.

“Fue un aumento muy dramático, muy rápido”, le dijo al Post sobre la época alrededor de mayo de 2017.

Después de que se inició el programa, el papeleo de aprehensión de la Patrulla Fronteriza dejó en claro que los padres debían estar separados de sus hijos para que los padres pudieran ser procesados.

“De repente, recibía toneladas de ellos, a menudo varios al día”, dijo Núñez. "Mi pensamiento fue que tal vez se trataba de una prueba de funcionamiento".

Quienes trabajaban para reunir a las familias se sorprendieron de la cantidad de partes del mundo de donde provenían las familias.

Según DHS, procedían de países más esperados como México, Guatemala, Honduras y El Salvador, pero también de Angola, Argentina, Belice, Brasil, Colombia, Congo, Ecuador, Hungría, India, Irlanda, Kirguistán, Nicaragua, Nigeria, Perú, Rumania, Rusia, Uzbekistán y Venezuela.

Relacionados

Trump se ha tendido “trampa” legal con gran demanda tecnológica, dice un abogado

Allen Weisselberg, director financiero de Trump, renuncia al cargo tras acusación fiscal

Redes se burlan de caricaturista que dibujó a Trump como Don Quijote

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.