Trump tiene el respaldo de grupos religiosos en EUA

Washington, 12 Mar (Notimex).- Un estudio publicado hoy por el Pew Research Center asegura que cerca de dos tercios de la población estadounidense de religión protestante evangélica considera que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lucha por sus creencias y los representa.

Según el análisis del centro de investigación, la cifra de simpatizantes de Trump de dicho sector religioso incrementó gradualmente de 23 por ciento en mayo de 2016 a 36 por ciento en 2018 y, ahora, hasta 63 por ciento en febrero de 2020; es decir, el apoyo al inquilino de la Casa Blanca se ha triplicado entre los protestantes evangélicos blancos con el transcurso de su administración.

Los supuestos planteados por el Pew Research Center consideran que este sector poblacional representa una base de gran importancia para el Partido Republicano (RP, por sus siglas en inglés).

El centro de investigación subrayó que los grupos protestantes evangélicos miran a Trump como un presidente que los defiende, trabaja por sus creencias y con quien sus intereses políticos “han ganado”, ya que ha tomado decisiones de gran relevancia para esta rama del cristianismo.

No obstante, existen sentimientos encontrados en cuanto a su percepción sobre las conductas y cualidades del mandatario. Según los resultados del estudio, la mayoría de los miembros del grupo no consideran a Trump como una persona muy religiosa, honesta y/o correcta.

A pesar de sus percepciones sobre el comportamiento del presidente, el 59 por ciento de los protestantes evangélicos considera que la administración de Trump ha ayudado a la población considerada a sí misma como cristiana evangélica, en contraste con el siete por ciento que opina que el presidente le ha hecho daño a este sector.

El comunicado del Pew Research Center informó que la encuesta presentada con miras a los comicios presidenciales de 2020 tuvo el objetivo de conocer el vínculo entre religión y política existente en la percepción de los ciudadanos estadounidenses, así como su punto de vista sobre el papel de Donald Trump como mandatario, persona y creyente.

Más allá del círculo protestante evangélico, el centro de investigaciones encontró que aproximadamente seis de cada 10 adultos estadounidenses consideran muy importante que un presidente viva una vida personal moral y ética, mientras que sólo uno de cada cinco consideró relevante que el presidente de Estados Unidos tenga o no fuertes convicciones religiosas.

La población estadounidense no busca un presidente sumamente religioso o que tome decisiones basadas en sus creencias, sino que respete y defienda la libertad de culto de toda la población, destacó el análisis del Pew Research Center.

Además, el estudio destacó que los republicanos son más propensos a votar por un candidato religioso en comparación con los simpatizantes demócratas. Según los resultados, 65 por ciento de las personas afines al RP quieren a un presidente con fuertes convicciones religiosas, en oposición a las preferencias de los simpatizantes demócratas, de quienes únicamente el 41 por ciento priorizan dicha cualidad.

-Fin de nota- 

NTX/I/DFG/JGM