Trump se desdice tras tuitear que Biden "ganó" elección a la que calificó de amañada

Por Sarah N. Lynch y Susan Heavey
·2  min de lectura
Foto del sábado de una manifestación en Washingron en respaldo a los reclamos de Donald Trump de que las elecciones presidenciales de EEUU fueron amañadas
Foto del sábado de una manifestación en Washingron en respaldo a los reclamos de Donald Trump de que las elecciones presidenciales de EEUU fueron amañadas

Por Sarah N. Lynch y Susan Heavey

WASHINGTON, 15 nov (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se desdijo el domingo después de que pareció reconocer públicamente por primera vez que su rival demócrata Joe Biden ganó las elecciones del 3 de noviembre, señalando que no concedió "nada" en medio de sus afirmaciones falsas de que la votación fue manipulada.

El mandatario aún no ha concedido el triunfo a Biden, quien sumó 306 votos del Colegio Electoral que determina al ganador de la elección presidencial, según Edison Research, mucho más de los 270 necesarios.

Trump realizó una serie de publicaciones contradictorias en Twitter durante el domingo.

"Ganó porque la elección fue amañada", tuiteó el republicano por la mañana sin referirse a Biden por su nombre.

"NO SE PERMITIERON OBSERVADORES, votos procesados por una empresa privada de la izquierda radical, Dominion, con mala reputación y equipo de mala calidad que ni siquiera podía calificar para Texas (¡donde gané por mucho!)", señaló.

Aproximadamente una hora después, Trump escribió: "Sólo ganó a los ojos de los MEDIOS DE COMUNICACIÓN DESHONESTOS. ¡No concedo NADA! Tenemos un largo camino por recorrer. ¡Esta fue una ELECCIÓN MANIPULADA!".

Ron Klain, el elegido de Biden para ser jefe de gabinete de la Casa Blanca, dijo al programa de NBC "Meet the Press" que "los tuits de Donald Trump no convierten a Joe Biden en presidente. El pueblo estadounidense hizo eso".

El mandatario republicano ha pasado los últimos días con pocos eventos públicos y lanzando acusaciones infundadas de fraude en las redes sociales.

Trump también ha estancado el proceso normal de transición del poder, algo que tanto demócratas como algunos republicanos han dicho que tiene serias implicaciones para la seguridad nacional.

El equipo de campaña de Trump y los republicanos también han tratado de llevar su caso a los tribunales en estados clave, pero esos planteos han sido rechazados en su mayoría.

Funcionarios electorales de ambos partidos han dicho que no hay evidencia de irregularidades importantes. Los demócratas y otros críticos han acusado a Trump de intentar deslegitimar la victoria de Biden y socavar la confianza pública en el proceso electoral. Antes de las elecciones, el mandatario se había negado a comprometerse con una transferencia pacífica del poder.

Mientras tanto, Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris han avanzado con sus esfuerzos de transición, incluidas las sesiones informativas sobre la pandemia de COVID-19.

(Reporte de Sarah N. Lynch y Susan Heavey. Editado en español por Javier Leira)