Trump rechaza un plan para inmigrantes y niega haber dicho una frase soez

En la imagen de archivo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una confenrencia de prensa junto con la primera ministra noruega, Erna Solberg, en la Casa Blanca de Washington, el 10 de enero de 2018. REUTERS/Jonathan Ernst

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump rechazó el viernes un plan de inmigración presentado por senadores republicanos y demócratas por considerarlo "un gran retroceso" que obligaría al país a recibir a personas de países con "muchos crímenes", y negó haber dicho una frase soez criticada por racista.

Trump dijo que el programa de inmigración que le presentaron el jueves tras un acuerdo preliminar de seis senadores de ambos partidos era demasiado débil, e insistió en que no usó la expresión "de mierda" para referirse a Haití y a países africanos.

El senador demócrata Dick Durbin, que estuvo en la reunión en la Casa Blanca sobre el plan de inmigración, confirmó el viernes que el presidente usó lenguaje soez, incluida la expresión "de mierda".

"Hizo estos comentarios viles y vulgares, llamando a los países de los que provenían (muchos inmigrantes) como 'de mierda'; fue la expresión exacta usada por el presidente, no sólo una vez sino reiteradamente", dijo Durbin en Chicago en un vídeo transmitido por MSNBC.

Las informaciones sobre las palabras de Trump generaron una ola de críticas tanto desde los dos partidos más importantes de Estados Unidos como desde otros lugares del mundo.

"Estos son comentarios impactantes y vergonzosos del presidente de Estados Unidos. No hay otra palabra que se pueda usar sino 'racista'", dijo el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) de la ONU, Rupert Colville, en una rueda de prensa en Ginebra.


"UN GRAN RETROCESO"

En medio de las críticas, Trump se centró en descalificar el plan de inmigración que rechazó.

"El llamado acuerdo bipartidista del DACA, que me presentaron ayer (jueves) a mí y a un grupo de congresistas y senadores republicanos, es un gran retroceso", escribió Trump en Twitter, sobre el proyecto que pretende evitar la deportación de los inmigrantes "Dreamers".

El grupo del Senado trabajó durante meses para esbozar el proyecto, que busca proteger a 700.000 inmigrantes que entraron ilegalmente en Estados Unidos cuando eran niños bajo un programa conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA.

El acuerdo preliminar también abordó la seguridad fronteriza y cuestiones ligadas a la entrega de visados y a la construcción de un muro en la frontera con México prometido por Trump en campaña.

"El muro no estaba adecuadamente financiado" y "EEUU se vería obligado a recibir muchas personas de países con muchos crímenes", dijo Trump en sus tuits sobre el tema el viernes.

El mandatario republicano buscó aclarar la situación en torno a sus polémicos comentarios argumentando en la red social: "El lenguaje que usé en el encuentro sobre el DACA fue áspero, pero esas no fueron las palabras que se usaron".

Dos fuentes familiarizadas con los comentarios durante la reunión habían contado el jueves que Trump cuestionó por qué Estados Unidos iba a querer recibir inmigrantes de Haití y naciones africanas, refiriéndose a algunos como "países de mierda".