Trump quería asesinar al presidente sirio, afirma un exasesor

Josh Marcus
·3  min de lectura
Presidente Bashar Assad (Getty Images)
Presidente Bashar Assad (Getty Images)

Donald Trump tuvo que ser disuadido de ordenar el asesinato del dictador sirio Bashar al-Assad, según un exasesor.

Kathleen Troia McFarland, ex viceconsejera de Seguridad Nacional, dijo que semanas después de asumir el cargo en 2017, el expresidente insistió en que lo “eliminaría” después de ver imágenes de un ataque con gas sarín contra civiles.

McFarland hizo la revelación durante una entrevista para la nueva serie documental de la BBC "Trump Takes on the World".

“Le dije, 'bueno, señor presidente, no puede hacer eso'”, dijo McFarland, exfuncionaria de defensa. “Él dijo '¿por qué?' Y dije 'bueno, eso es un acto de guerra'”.

Ella agregó: “Trump me mira con furia, cruzando las manos en esta forma seria de Donald Trump. Sabía que lo que quería hacer era castigar de alguna manera a Assad y no dejar que se saliera con la suya".

Kathleen Troia McFarland fue expulsada de su cargo solo unos meses después en medio de preocupaciones sobre su partidismo, informó el New York Times. Ahora es comentarista de Fox News.

Trump terminaría castigando a Siria indirectamente. Tras un ataque de representantes iraníes que mató a un contratista de seguridad estadounidense en Irak, un dron estadounidense apuntó al rey de la inteligencia iraní Qassem Soleimani el 3 de enero de 2020 en Bagdad. Soleimani fue un aliado clave de Assad y se le atribuye haberlo ayudado a consolidar violentamente su control sobre el país durante su larga guerra civil.

El episodio de la BBC, que se transmitirá la próxima semana, revela otros detalles de información privilegiada sobre las decisiones de política exterior de la administración Trump.

Según Fiona Hill, quien se desempeñó en el Consejo de Seguridad Nacional, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan convenció a Trump de que retirara las tropas de Siria durante una llamada telefónica a su número personal, lo que permitió a Turquía, Rusia e ISIS ganar más influencia en la región.

Tras el anuncio en octubre de 2019 de que retiraba las tropas, el presidente rápidamente cambió de rumbo.

Ex funcionarios también arrojaron luz sobre la toma de decisiones de la administración en torno al conflicto israelí-palestino.

Según los informes, el presidente israelí, Benjamin Netanyahu, convenció al presidente de dejar de lado a los palestinos y centrarse en unir a los estados árabes simpatizantes contra un enemigo común: Irán.

"El primer ministro hizo todo lo posible para convencer al presidente Trump de que existía una posibilidad real de un avance estratégico con los estados árabes", dijo a la BBC Ron Dermer, embajador de Israel en Estados Unidos.

"Cuando los líderes israelíes y árabes están en la misma sintonía contra Irán, la gente debe prestar atención".

Los líderes palestinos dijeron que la ruptura en las relaciones con la administración Trump tenía otra razón: Jerusalén.

Husam Zomlot, jefe de la misión de la Organización de Liberación Palestina en Estados Unidos, le dijo a la BBC que la administración Trump incumplió la promesa de no trasladar su embajada de Tel Aviv al territorio en disputa de Jerusalén, que algunos vieron como un respaldo oficial a las afirmaciones de Israel sobre la ciudad.

“Solo quería asegurarme en ese momento de que Jared sepa que, si hace eso, nunca nos volverá a ver”, dijo Zomlot.

"Y esa es exactamente la última frase que dije, 'Este será el último encuentro entre nosotros', y de hecho fue el último encuentro entre nosotros".

La administración Trump ayudó a normalizar las relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Marruecos, Bahréin e Israel. Algunos en la región se habían resistido anteriormente a normalizar los lazos con Israel en protesta por el trato que da a los palestinos.

Pero los tan promocionados planes de paz de la administración Trump entre Israel y Palestina no lograron resolver el conflicto.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, rechazó el acuerdo con "miles de no" por lo que, según él, eran disposiciones insuficientes para la soberanía palestina.

Los representantes de Trump no respondieron a una solicitud de comentarios de The Independent.

Relacionados

Lara Trump podría tomar el escaño republicano en el Senado, dice Lindsey Graham

El republicano Bill Cassidy dice que Trump quería “intimidar” a los legisladores mientras defiende su voto a favor del juicio político

Juicio de acusación de Trump: los siete senadores republicanos que votaron para condenar al ex presidente