"¿Qué hacemos con esto?" La incredulidad de los asesores de Trump cuando propuso combatir huracanes a bombazos

El presidente estadounidense, Donald Trump, negó haber sugerido lanzar bombas nucleares contra los huracanes antes de que tocasen tierra en Estados Unidos, calificando de "ridículo" el reporte publicado por el portal de noticias Axios.  (AFP | Nicholas Kamm)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso lanzar bombas nucleares sobre huracanes antes de que toquen tierra en Estados Unidos, según un artículo del sitio web de noticias Axios publicado el domingo.

Durante una reunión informativa sobre los huracanes, Trump preguntó si era posible interrumpir la formación de huracanes en el océano lanzando una bomba nuclear en el ojo de la tormenta, dice la nota de Axios.

Según una fuente anónima citada por el medio online, los asistentes salieron de la reunión pensando "¿Qué hacemos con esto?".

Axios no dijo cuándo tuvo lugar esa conversación, pero su nota dice que no es la primera vez que el presidente hace una sugerencia semejante.

El sitio web menciona un memorándum de la Oficina Nacional de Seguridad (NSC) de 2017, en el que dice que Trump consultó a un alto funcionario si podían bombardear huracanes para evitar que toquen tierra.

En esa conversación el presidente no especificó que las bombas a utilizar podrían ser nucleares.

La Casa Blanca rechazó el pedido de comentarios de Axios, pero un alto funcionario de la administración respondió que el objetivo del presidente "no es malo".

Mientras tanto, Trump salió rápidamente a negar la mayor en un tuit, calificando la noticia de absurdidad y denunciando que se trata de ‘Fake News’: “Nunca he dicho eso”.

La idea de Trump no es novedosa, según Axios. Existen registros de una propuesta así en la década de 1950, formulada por un científico del gobierno al presidente Dwight Eisenhower.

El consenso de los científicos es que tirar una bomba al ojo de una tormenta no provocaría su desaparición, pero eso no ha impedido que la sugerencia vuelva a asomar.

Estados Unidos recibe regularmente el embate de los huracanes. En 2017, el huracán Harvey se convirtió en el más fuerte en tocar tierra en 12 años en ese país.

Desde entonces, la Costa Este ha sido castigada con una serie de tormentas catastróficas que han provocado la muerte de miles de personas y daños materiales por miles de millones de dólares.